Justo cuando el mercado laboral norteamericano comenzaba a consolidarse -las solicitudes iniciales del seguro de desempleo prácticamente regresaron a sus niveles prepandemia en la última semana de noviembre- la variante ómicron del coronavirus llegó a Estados Unidos.

Insistimos en la necesidad de interpretar este hecho con prudencia, pues aún falta conocer la conclusión de las farmacéuticas sobre la efectividad de las vacunas frente a esta nueva cepa. Asimismo, el proceso de vacunación avanza e incluso con dosis de refuerzo.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email

La semana pasada:

Banco de México dio a conocer el informe trimestral julio-septiembre 2021. Sorprendió el ajuste a la baja en los estimados de crecimiento para 2021. De acuerdo con el instituto central, el PIB crecerá 5.4% este año (6.2% estimado anterior). De hecho, Banxico considera que el crecimiento podría alcanzar máximo una cifra de 5.7% este año.

Nuestro estimado se ubica alrededor de 6.0% debido al rebote en la actividad que anticipamos para los últimos dos meses de 2021. Asimismo, es probable observar cierta fortaleza en la producción industrial debido a un relajamiento en las restricciones a la movilidad.

A pesar que la variante ómicron se desplaza rápidamente (el jueves pasado se reportó el primer caso de un paciente en México contagiado con esta cepa), es poco probable que las autoridades de nuestro país anuncien semáforos rojos, al menos en diciembre. El impacto que pudiera observarse en el primer trimestre de 2022 dependerá de la efectividad de las vacunas, así como la agresividad del virus.

En cuanto a estimados de inflación, tal como se reportó en su oportunidad, Banxico estima una variación trimestral anualizada de 6.8% en el periodo octubre-diciembre de 2021 (5.7% estimado anterior). Nuestra previsión rebasa ligeramente el 7.0%.

Lo que preocupa es que la inflación tardará en descender. Ésta probablemente no bajará de 5.5% al menos hasta abril y podría cerrar el año alrededor de 4.0%. Los riesgos, y más con la variante ómicron, se han sesgado al alza.

En el contexto global:

La nómina no agrícola registró un avance de 210 mil plazas en noviembre, cifra inferior a los más de 500 mil empleos esperados por el consenso del mercado. De nueva cuenta, la nómina del sector público retrocedió. Por otra parte, el empleo del sector privado creció en 235 mil plazas. La tasa de desempleo disminuyó de 4.6% a 4.2%.

Con relación al tema de los salarios, las remuneraciones medias por hora crecieron poco menos de lo esperado por el consenso del mercado (0.3% vs. 0.4% a tasa mensual est. Bloomberg). De esta forma, la tasa anual se mantuvo en 4.8% (vs. 5.0% estimado). Si la oferta laboral continúa al alza, es probable que el crecimiento de los salarios se modere cada vez más.

El ISM manufacturero aumentó ligeramente en noviembre al pasar de 60.8 a 61.1 puntos. La actividad industrial se ha visto beneficiada por un relajamiento de las restricciones a la movilidad hacia el cierre del año, aunque éstas podrían acentuarse si la variante ómicron genera disrupciones importantes.

En cuanto al sector residencial, las ventas pendientes de vivienda se ubicaron considerablemente por encima de lo esperado al crecer 7.5% m/m en octubre (0.9% m/m consenso del mercado). Por otra parte, el House Price Index aumentó 0.9% m/m en septiembre con lo cual la tasa anual se ubicó en 17.7%. La variación anual del índice de precios de casas S&P/CS en dicho mes fue 19.1%.

Finalmente, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo se ubicaron en 222 mil unidades, cifra muy cercana a los niveles prepandemia de 215 mil. Si bien es muy pronto para determinar el impacto de la variante ómicron sobre la actividad económica, sin duda las solicitudes serán de los primeros indicadores en aumentar en caso de alguna distorsión.

En México:

La tasa de desempleo retrocedió en octubre. De hecho, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, el número de trabajadores asegurados ya regresó al nivel reportado antes de la pandemia. Después de la fuerte afectación que registró el mercado laboral por la entrada en vigor de la reforma que prohíbe la subcontratación (outsourcing), es probable que ésta impacte de forma más moderada durante los próximos meses.

El impacto de la variante ómicron sobre el crecimiento aún es difícil de determinar, aunque no creemos que las autoridades restablezcan recurran a medidas tan estrictas como las que se observaron a inicios de la pandemia debido al fuerte daño económico que éstas generan.

El 16 de diciembre se dará a conocer un nuevo comunicado de política monetaria, el último con Alejandro Díaz de León al frente del instituto central. Será importante analizar los riesgos que detecta la Junta de Gobierno con relación a ómicron.

¿Qué esperar en los próximos días?

Esta semana se publican datos de inflación en China. Los estimados para la variación anual de los precios al consumidor y al productor de noviembre se ubican en 2.5% y 12.0%, respectivamente (1.5% y 13.5% cifras anteriores). Es probable observar una aceleración de los precios del consumidor en China próximamente.

De igual manera, el martes se reportan datos de exportaciones e importaciones para la segunda economía más grande del mundo (19.8% y 22.0% anua en noviembre, respectivamente).

En Estados Unidos, esta semana se conocerán datos de crédito al consumidor, desempleo, confianza de los hogares e inflación (para conocer algunos estimados puntuales, favor de consultar la agenda semanal).

También destacan cifras de inflación a noviembre tanto para Estados Unidos como para México. El consenso del mercado estima un avance de 0.6% m/m en el índice de precios al consumidor norteamericano (0.9% m/m en octubre). De confirmarse este pronóstico, la tasa anual repuntaría de 6.2% a 6.7%.

Al igual que en México, la inflación en Estados Unidos no cede. Menos en la parte subyacente. Estimamos un avance de 0.88% m/m en el índice de precios al consumidor de noviembre. La tasa anual podría ubicarse en 7.10%. Anticipamos que ésta podría ubicarse en 7.20% al cierre de este año. Destaca que la tasa anual del índice subyacente podría llegar ya a 5.63%.

También se publicarán la inversión fija bruta de septiembre y la producción industrial de octubre para México. Estimamos un freno de la inversión (de 13.9% a 9.1% anual), así como una ligera recuperación de la producción manufacturera ante la reactivación de la industria norteamericana en octubre.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Comparte
Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email