La desilusión china en los mercados.

China se posicionaba como una alternativa de inversión atractiva en medio de las expectativas de recuperación tras la pandemia por COVID-19; sin embargo, su desempeño accionario se ha visto rezagado frente al resto de los mercados de capitales a causa de los cambios regulatorios que se contemplan en el país. La intervención del Gobierno en el mercado podría traer consecuencias para la inversión más allá del sector tecnológico. De igual manera, aún hay incertidumbre sobre si el crecimiento económico en China volverá a alcanzar los niveles observados antes de la pandemia.