Portada » eurozona

eurozona

Semanal economía: Se reportan estancamientos en actividad sector residencial y no residencial

El modelo nowcast para el PIB de Estados Unidos que elabora la Reserva Federal (FED) de Atlanta se ajustó a la baja. De acuerdo con esta oficina regional del banco central norteamericano, el crecimiento del 4T-22 podría ser de 2.8% a tasa trimestral anualizada (tta) en lugar del 4.3% tta previsto anteriormente. Independientemente de la cifra, es poco probable que ésta sea negativa si el empleo, variable indispensable para el consumo privado, se mantiene firme.

Perspectiva mensual (diciembre): Economía, tasas y bolsas

La economía de Estados Unidos continúa mostrando resiliencia. A pesar de que la producción industrial se sumó a la lista de indicadores
en deterioro, el consumo privado se mantiene fuerte gracias a la continua expansión del empleo. El crecimiento en México también es
firme, con avances relevantes en algunos componentes de la demanda interna. En ambos países, la inflación podría continuar a la baja
durante los próximos meses, aunque más en la parte general que en la subyacente.

Semanal economía: Mercado laboral fuerte con una tasa de desempleo en mínimos a pesar de avances recientes

El empleo en Estados Unidos se mantiene firme. No sólo la nómina no agrícola creció más de lo esperado en octubre. El total de vacantes disponibles repuntó. Mientras el mercado laboral demuestre fortaleza -con una tasa de desempleo en mínimos históricos a pesar de los recientes avances- la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal podría aumentar más. Al menos hasta que la inflación empiece a ceder.

Perspectiva mensual (noviembre): Economía, tasas y bolsas

Después de registrar un firme avance en el tercer trimestre, el crecimiento en Estados Unidos y México comenzará a desacelerarse a partir del periodo octubre-diciembre. De hecho, la economía norteamericana probablemente entrará en recesión el próximo año. El crecimiento en México sería inferior a 1.0% en 2023. En ambos países, la inflación podría descender lentamente, aunque ésta se mantendría elevada y considerablemente por encima de los objetivos de los respectivos bancos centrales.