Reporte Semanal: Economía

El más reciente dato de empleo nos permite confirmar una desaceleración de la economía de Estados Unidos en el segundo semestre. Hacia adelante, las tasas de crecimiento podrían ser muy modestas, sobre todo si el segundo paquete de ayuda fiscal no se aprueba pronto.

Los fuertes flujos de divisas hacia México continúan. Las reservas internacionales se ubican alrededor de máximos históricos, el envío de remesas se mantiene fuerte y el saldo de la balanza comercial registró un elevado superávit por tercer mes consecutivo. Por otra parte, el ritmo de recuperación económica es muy pausado.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

De acuerdo con el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, la nómina no agrícola aumentó en 661 mil empleos durante septiembre, cifra menor a la esperada por el consenso del mercado (850 mil) y considerablemente inferior a la reportada el mes pasado (1.49 millones de plaza). La creación de empleos ha descendido de forma importante desde junio y es probable que esta tendencia continúe hasta que no se apruebe un segundo paquete de ayuda fiscal. Sobra decir que las negociaciones de dicho paquete en el Congreso han sido obstaculizadas por un tema de sustitución en la Suprema Corte, por las elecciones presidenciales y, probablemente, por el resultado positivo a la prueba de SARS-CoV-2 del Presidente Trump.

En cuanto a México, la nueva Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) de INEGI reveló que, de 12 millones de personas que salieron de la Población Económicamente Activa (PEA) en abril, 7.8 millones se han incorporado al mes de agosto. La tasa de desocupación (que no se debe extrapolar con los resultados de la ENOE anterior porque son de metodología y alcance distintos, mucho menos con los de la encuesta telefónica ETOE) se ubicó en 5.2% en agosto, cifra menor a la reportada para julio (5.4%).

En nuestro país, alrededor de 2.66 millones de personas se encuentran todavía sin empleo, menos que los 12.65 millones que todavía no cuentan con trabajo en Estados Unidos (7.9% de la PEA). Si bien esta diferencia es amplia, hay que destacar que las cifras en México sólo consideran al sector formal. Algunos cálculos sugieren que alrededor de 10 millones de personas perdieron su trabajo en el sector informal a causa de la pandemia y es complicado estimar cuántas de ellas ya pudieron recuperar su empleo.

En Estados Unidos:

Además del dato de nómina no agrícola de septiembre, destacó el índice de confianza del consumidor que elabora el Conference Board. El índice total aumentó de 86.3 a 101.8 puntos entre agosto y septiembre (89.2 puntos expectativa del mercado). El dato fue bueno; sin embargo, éste debe interpretarse con cautela, pues el índice podría mostrar una fuerte caída si el segundo paquete de ayuda fiscal no se aprueba próximamente.

Los inventarios de negocios registraron un aumento de 0.5% a tasa mensual en agosto. Por otra parte, el índice de la encuesta de gerentes de compras de Chicago aumentó de 51.2 a 62.4, mientras que el ISM manufacturero retrocedió de 56.0 a 55.4 puntos. A pesar de este retroceso, el índice se ubica en terreno consistente con una expansión (>50 puntos). En otras palabras, la recuperación de la industria norteamericana se mantiene en curso.

La nota negativa de los datos económicos en Estados Unidos la dio el ingreso personal, el cual retrocedió (-)2.7% a tasa mensual en agosto ante el desvanecimiento de los estímulos fiscales aprobados en la primera fase de la pandemia. Como lo mencionamos en nuestro reporte pasado, la falta de un segundo paquete de ayuda fiscal podría generar caídas en algunos indicadores importantes de la economía.

En México:

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó un déficit gubernamental de (-)$275.3 mil millones de pesos (mdp) en el periodo enero-agosto contra un monto de (-)$375.1 mil mdp presupuestado para el paquete fiscal de este año. Los ingresos petroleros continuaron con un fuerte descenso (-38% a tasa anual en el periodo), mientras que los ingresos no petroleros crecieron 4.3% a/a impulsados por el rubro de los ingresos no tributarios. A pesar de la pandemia de COVID, el gasto total ha descendido en parte por las fuertes medidas de restricción que el Gobierno ha implementado en áreas operativas.

En cuanto a la deuda, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFP, la medida de deuda más amplia para el país) podría pasar de 44.8% a 54.7% del PIB entre 2019 y 2020, esto a pesar que el Gobierno argumenta que no ha rebasado el techo de deuda autorizado por el Congreso. En ese sentido, cabe destacar que el fuerte incremento de este cociente en parte obedece a una importante devaluación del tipo cambio que aumenta el monto de la deuda externa del país convertida a pesos, así como a una fuerte caída del PIB.

En datos económicos, los índices de actividad manufacturera y no manufacturera que elabora el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) mostraron aumentos en septiembre. A pesar de lo anterior, éstos todavía se ubican por debajo de los 50 puntos, lo cual indica zona de contracción.

Si bien la economía mexicana enfrenta dificultades para generar crecimiento desde fuentes internas, el sector externo luce bien y éste podría conducir el proceso de recuperación. Los flujos de dólares que entran a México por concepto de remesas de inmigrantes (5.3% a tasa anual en agosto), comercio exterior (superávit de más de $6 mil millones de dólares), así como un nivel de reservas internacionales que rebasan los $190 mil mdd, ofrecen un importante respaldo para el país. A esto habría que agregar las recientes entradas de divisas por concepto de turismo que comienza a reactivarse en algunas regiones del país.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publican datos del sector de servicios, el sector externo, cifras de crédito al consumidor y desempleo. Destacan las minutas de la más reciente reunión del Comité de Operaciones de Mercado Abierto de la Reserva Federal.

El consenso del mercado anticipa un aumento de 0.6 puntos en el ISM de servicios para ubicarse en 56.3 puntos. La recuperación de este sector ha sido más acelerada que la del sector manufacturero. Por lo mismo, los servicios podrían sufrir una fuerte afectación si el segundo paquete de ayuda fiscal no se aprueba pronto.

En más datos, se estima un saldo de (-)$66.1 mil mdd en la balanza comercial de agosto. Por otra parte, el consenso anticipa un aumento de $12.25 mil mdd en el crédito al consumo de septiembre. El aumento en esta categoría de crédito podría frenarse, no así el crédito hipotecario que podría verse favorecido por un entorno de tasas bajas. Finalmente, esta semana se publicarán las solicitudes iniciales del seguro de desempleo (823 mil unidades, estimado).

En México se conocerán las cifras de inflación al consumidor de septiembre. Estimamos un aumento de 0.28% a tasa mensual en la parte total y de 0.29% en la parte subyacente. De confirmarse este pronóstico, el Índice Nacional de Precios al Consumidor registraría su expansión mensual más baja desde abril; señal de que las distorsiones generadas por la pandemia probablemente ya cesaron. El estimado para la tasa anual de inflación se ubica en 4.06%.

Esta semana se publican las minutas de la más reciente decisión de política monetaria de Banxico. En ellas, se conocerán a detalle los motivos de la Junta de Gobierno para reducir la tasa de interés de referencia en 25 puntos base de forma unánime. A diferencia del comunicado, esperamos que las minutas contengan más información sobre cómo Banxico espera que la inflación converja a la meta de 3.0% en un horizonte de 12 a 24 meses, así como espacios para posibles bajas adicionales en la tasa de referencia que actualmente se ubica en 4.25%.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX