Reporte Semanal: Economía

A pesar que no se anticipe un cierre casi total de la economía como el que se registró en marzo y abril, la segunda ola de contagios de COVID-19 comienza a generar nuevas restricciones a la movilidad en algunas regiones de Estados Unidos.

En cuanto a datos económicos, llamó la atención la caída del índice de confianza del consumidor de Estados Unidos. En México se reportó una contracción más moderada en las ventas de la ANTAD. Por parte, las reservas internacionales se mantienen por encima de los $190 mil millones de dólares al tiempo que continúa la caída en la tenencia de bonos gubernamentales por parte de extranjeros.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

La Reserva Federal (FED) publicó el Beige Book de julio, documento que recopila la percepción de los gerentes de compras de los principales distritos económicos de Estados Unidos. La reapertura de algunos negocios no esenciales; un incremento en las ventas de autos; un mayor consumo de bienes no duraderos, así como la reactivación de los sectores de hospedaje y entretenimiento (incluso de forma indiscriminada y poco cautelosa como en Florida), han generado cierto optimismo.

Por otra parte, la aceleración de una segunda ola de COVID-19 ha motivado la implementación de medidas más estrictas que permitan contener el avance del virus en California y otras regiones. Si bien la actividad aumentó en casi todos los distritos que abarca el Beige Book, ésta se ubica muy por debajo de los niveles observados hace un año.

El tema del coronavirus parecer mejor controlado en Europa en comparación con otros lugares. Por otra parte, el impacto económico será tan fuerte que el Banco Central Europeo (BCE) anunció la continuación de los estímulos monetarios en la región. La actividad económica ha repuntado pero, al igual que en Estados Unidos, ésta se ubica muy por debajo de los niveles registrados antes de la contingencia sanitaria.

Las tasas de interés de referencia en Europa se mantendrán sin cambios por varios meses. Adicionalmente, el banco central continuará con el “Programa de Compras Emergentes por la Pandemia” por un total de €1,350 miles de millones de euros (mme) hasta junio del próximo año; con el “Programa de Compras de Activos” a un ritmo mensual de €20 mme hasta finales de este año, así como con otros mecanismos de financiamiento, refinanciamiento y provisión de liquidez a los mercados.

El golpe económico será tan fuerte que ni a la FED ni al BCE (y tampoco a los gobiernos de Estados Unidos y Eurozona) les preocupa por ahora el tema de inflación.

En Estados Unidos:

Los datos económicos registraron un comportamiento mixto.

La producción industrial registró un avance de 5.4% m/m en junio (4.3% m/m estimado, 1.4% m/m cifra anterior). La capacidad utilizada aumentó de 64.8% a 68.6%, muy debajo del nivel registrado en febrero antes de la epidemia de COVID-19 en Estados Unidos (76.9%).

Las ventas al menudeo crecieron 7.5% a tasa mensual en junio (contra 5.0% esperado por el mercado). Excluyendo autos, las ventas aumentaron 7.3% m/m en el periodo. A diferencia de otros indicadores, las ventas al menudeo ya registraron una tasa anual positiva (1.1% respecto a junio de 2019). Al interior de las cifras, destacaron los incrementos de más de 30% m/m en muebles para el hogar y electrodomésticos. Las ventas de ropa y accesorios crecieron 105.1% m/m.

Las ventas de casas nuevas (17.3% m/m) y los permisos de construcción (2.1% m/m) aumentaron menos de lo esperado en junio (21.6% m/m y 6.0% m/m, respectivamente). Por otra parte, destacó la caída en el índice de confianza del consumidor de julio, mismo que pasó de 78.1 a 72.3 puntos, contra un aumento a 79.0 puntos esperado por el mercado. Es probable que otros indicadores registren un deterioro en julio por el tema del COVID. Las solicitudes del seguro de desempleo se ubicaron en 1.3 millones de unidades en la semana que concluyó el 11 de julio (1.22 millones estimado).

En México:

La semana pasada destacaron las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) de junio. De acuerdo con dicha asociación, la categoría de tiendas iguales (aquéllas que cuentan con más de un año de operación) registró una caída de (-)17.9% a tasa anual en sus ventas. Las ventas totales (incluyendo las de aquellas tiendas con menos de un año de operación) cayeron (-)15.3% con respecto a junio de 2019.

Si bien la caída fue considerable, ésta fue menos pronunciada que la contracción reportada para abril (-17.9% a/a en las ventas de tiendas iguales). Al sexto mes del año, tiendas que forman parte de la ANTAD reportaron ventas acumuladas por $584.4 miles de millones de pesos (mmp).

En más datos, las reservas internacionales de México se mantuvieron sobre una firme trayectoria de expansión al ubicarse en $191,122 millones de dólares en la semana que concluyó el 10 de julio. Lo anterior, más un buen comportamiento de las remesas a pesar de la contingencia sanitaria, previenen una mayor devaluación del peso en un entorno de fuertes salidas de capitales.

De acuerdo con información de Banco de México, la posición de extranjeros en bonos gubernamentales se ubicó en $1,810 mmp al día 8 de julio, cifra que representa  una caída de (-)20.4% respecto al máximo de $2,274 mmp registrado en febrero de 2019.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publican indicadores del sector residencial, industrial y de servicios.

El consenso de analistas estima un aumento de 20.2% m/m en las ventas de casas existentes de junio, con lo cual éstas pasarían de 3.91 a 4.70 millones de unidades anualizadas. Por otra parte, se anticipa que las ventas de casas nuevas aumenten de 676 mil a 700 mil unidades anualizadas entre mayo y junio (3.6% m/m). El sector residencial norteamericano continúa recuperándose en un entorno donde la inversión en activos financieros enfrenta un panorama incierto.

Esta semana también se conocerán los índices PMI manufacturero y de servicios de Estados Unidos y Europa (consultar “Agenda semanal” para conocer los estimados puntuales de cada uno de estos índices). En general, se anticipa una recuperación más veloz en el sector de servicios, ya que el sector manufacturero todavía enfrenta un desplome en la demanda global (principalmente en bienes de inversión). Asimismo, las perspectivas para el sector industrial podrían deteriorarse si aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China que resurgieron recientemente.

Se estima un aumento de 2.4% m/m en el índice de indicadores adelantados de junio ante la reapertura de algunos sectores en Estados Unidos. Este dato será muy relevante, ya que permitirá anticipar la magnitud de la caída del PIB del segundo trimestre del año. En más información, se anticipan 1.25 millones de solicitudes del seguro de desempleo para la semana que concluyó el 18 de julio, cifra que todavía se considera como muy elevada.

En México conoceremos la inflación de la primera quincena de julio (0.23% para la parte total y 0.13% para la subyacente, estimados INVEX). Después de consecutivas sorpresas al alza ante incrementos mayores a los esperados en la parte de precios de energía y mercancías (tanto alimenticias como no alimenticias), es probable que la baja reactivación económica comience a contener el avance de los precios. El tipo de cambio se ha mantenido relativamente estable. Asimismo, los precios de la gasolina ya regresaron a los niveles registrados antes de la contingencia.

En más información, esta semana se conocerá el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de mayo. Estimamos una caída de (-)20.9% a tasa anual. Este dato será importante porque permitirá confirmar nuestro estimado de una caída de más de (-)20% anual en el PIB del segundo trimestre del año, mismo que se publicará a finales de este mes.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX