Las ventas al menudeo de Estados Unidos crecieron más de lo esperado en enero. El gasto en consumo privado podría continuar al alza gracias a la fortaleza del mercado laboral. En más buenas noticias para la economía norteamericana, se detectan algunos indicios sobre una posible estabilización del sector residencial después de varios trimestres de caídas.

El Secretario de Hacienda de México reveló una expectativa de crecimiento mayor a la del consenso del mercado y el Fondo Monetario Internacional. El crecimiento de este año dependerá, en gran medida, de la inversión que pudieran generar las oportunidades de nearshoring en nuestro país.

La semana pasada…

El Dr. Rogelio Ramírez de la O, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), afirmó que el PIB de México podría crecer 3.0% este año, cifra mayor a la mediana de los analistas (1.0% encuesta Citibanamex, 1.3% est. INVEX) y a la expectativa reportada por el Fondo Monetario Internacional en su última revisión (1.7%, World Economic Outlook enero 2023).

El crecimiento de 2022 sorprendió al alza al ubicarse precisamente en 3.0%. Unos meses antes, la mediana del consenso era de 1.5%. Si bien el crecimiento fue mayor al previsto, tampoco fue el 4.1% que la SHCP presentó en los Criterios Generales de Política Económica 2022.

La expectativa de un crecimiento de 3.0% para 2023 podría parecer muy optimista dada la desaceleración que ya registran la demanda interna y la economía norteamericana. Por otra parte, es probable que nuestra economía crezca más de lo que estimábamos a principios de este año. En nuestro más reciente reporte de perspectivas, ajustamos el crecimiento estimado del PIB de México en 2023 de 0.9% a 1.3%.

El ajuste a esta cifra respondió principalmente a un panorama menos pesimista para la economía de Estados Unidos, principal socio comercial de México. El panorama para la inversión por cuestiones de nearshoring ha mejorado; no obstante, aún detectamos ciertos elementos que podrían obstaculizar algunos planes de inversión.

En particular, sería relevante que cesaran las controversias en torno al Tratado México-Estados Unidos-Canadá, uno de los principales soportes para nuestra economía. De ser así, se reforzaría el compromiso de los países firmantes con este tratado y aumentaría la certidumbre para muchos agentes, sobre todo para aquellos que consideran invertir en México.

En el entorno global

La semana pasada se publicó información importante para la economía de Estados Unidos.

El martes se conoció el índice de precios al consumidor de enero. El incremento que se reportó para este índice fue de 0.5% m/m, cifra similar a la estimada por el consenso del mercado. La inflación anual se redujo de 6.5% a 6.4%. A pesar del descenso (sobre todo si se compara con la tasa de 9.1% anual registrada a mediados de 2022), llama la atención la resistencia de la inflación, principalmente en la parte subyacente (5.6% anual).

En el índice subyacente (el que excluye precios de alimentos y energía), destacaron las alzas en los precios de vestido, vivienda y transportación. La persistencia de una inflación sobre niveles mayores a los previstos a inicios de año es el principal factor que motivó un aumento en nuestro estimado para la tasa de interés de referencia terminal de la Reserva Federal (FED) de 5.25% a 5.75%.

En más datos de inflación, el índice de precios al productor aumentó 0.7% m/m en enero (0.4% m/m est. consenso). La tasa anual de este índice bajó de 6.5% a 6.0% (los analistas estimaban una tasa anual de 5.4%). Los precios de importaciones cayeron 0.2% a tasa mensual en el primer mes de 2023.

Las ventas al menudeo de enero sorprendieron al alza (3.0% m/m, 1.8% m/m consenso del mercado). Incluso excluyendo autos y gasolina, las ventas mostraron una firme expansión (2.6% m/m). El aumento de las ventas fue el más elevado en dos años. Mientras el empleo avance (las solicitudes iniciales del seguro de desempleo volvieron a ubicarse por debajo de lo esperado esta semana), el ingreso laboral se mantendría como un importante motor del consumo.

Los datos del sector residencial arrojaron señales mixtas. Por un lado, los inicios de casas cayeron 4.5% m/m en enero al pasar de 1.37 a 1.31 millones de unidades anualizadas (cifras redondeadas). En contraparte, los permisos de construcción aumentaron 0.1% m/m mientras esperábamos una caída. Algunos analistas en Estados Unidos afirman que el sector residencial ya tocó fondo y podría estabilizarse durante los siguientes meses.

En México…

El dato más relevante de la semana probablemente fue el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) que calcula INEGI. De acuerdo con el organismo, la actividad económica creció 2.6% en diciembre y 2.8% en enero (tasas anuales). Al interior del IOAE, destacaron los avances proyectados para las actividades secundarias (minería, construcción y manufacturas). El crecimiento del sector terciario (comercio y servicios) probablemente se aceleró entre diciembre y enero.

Las perspectivas para la economía de México mejoraron recientemente, aunque más por un mejor panorama para las exportaciones mexicanas (sobre todo las dirigidas a Estados Unidos).

La posibilidad de que Estados Unidos evite caer en recesión generaría beneficios directos para la economía mexicana.

¿Qué esperar los próximos días?…

El martes se publican los índices PMI manufacturero y no manufacturero de Estados Unidos, Europa y otras regiones a febrero. Estos datos serán importantes para dimensionar la desaceleración que podrían registrar las principales economías del mundo al inicio de 2023. Con excepción del PMI de servicios de la Eurozona, se anticipan lecturas menores a los 50 puntos en dichos índices.

Esta semana se conocerán más datos del sector residencial norteamericano. Destaca el aumento de 2.0% m/m que se anticipa para las ventas de casas existentes de enero. De confirmarse un avance, se reforzaría la expectativa de un piso a las caídas que ha registrado este sector durante varios meses. Se estima un crecimiento de 0.7% m/m en las ventas de casas nuevas de enero.

El viernes destacan las cifras de ingreso y gasto en consumo personal de enero. En particular, habrá que prestar particular atención al deflactor del gasto en consumo, la medida de inflación preferida por la FED. El consenso de analistas proyecta un ligero descenso de 4.4% a 4.3% a tasa anual en el deflactor subyacente. El objetivo de la FED para este indicador es de 2.0%.

En México se publicará la inflación al consumidor de la primera quincena de febrero. Es probable observar una tasa de 0.49% q/q (est. INVEX) presionada por la mayor cotización del huevo, así como por aumentos algunas tarifas públicas. La inflación subyacente (0.42% q/q est. INVEX) podría continuar mostrando resistencia a la baja.

En más datos para la economía nacional, también se conocerán el Indicador Global de la Actividad Económica de diciembre, la balanza en cuanta corriente del 4T-22 y las ventas al menudeo de diciembre (consultar la agenda semanal para conocer nuestros estimados puntuales).

Con relación a la política monetaria, esta semana se publicarán las minutas de las más recientes reuniones de la FED y Banxico. En particular, habrá que conocer los motivos por los cuales Banxico decidió no moderar los incrementos en la tasa de interés de referencia.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión o estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido o utilizado parcial o totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado o divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados o las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Comparte
Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email