Si usted es de los pocos afortunados que consiguió reducir sus pérdidas o mantener liquidez en su portafolio y está pensando en el momento de entrar a comprar en los mercados, debo hacerle un par de advertencias: la primera, es que no lo haga hasta que se convenza de que ha cambiado la narrativa con respecto a las tasas de interés; la segunda, que tome en cuenta la rotación tan marcada y posiblemente prolongada que hay entre sectores.

¿Dónde puede estar un posible piso para los mercados? En estricto sentido, cuando cambie la narrativa con las tasas de interés. Claramente el comunicado de la Reserva Federal (Fed) hizo justo lo contrario: al final infundió un temor de un alza más agresiva en los réditos, aunque el presidente del banco central pareciera descartarlo en la conferencia de prensa posterior al comunicado. Con la gran incertidumbre sobre el control de la inflación, es difícil que se genere un punto de inflexión y, sobre todo, que se confirme una trayectoria de baja en las tasas.

Los inversionistas han construido mucho escepticismo alrededor de la capacidad del banco central de moderar el nivel de la tasa de inflación en un ambiente que sigue cargado de riesgos.

A pesar de que la inflación publicada ayer, correspondiente al mes de abril, registró un leve descenso en términos anuales, el panorama de inflación sigue siendo muy retador.

La interrupción de la actividad en China debido a los confinamientos se refleja en un deterioro en la leve mejora que registraban las cadenas de suministro a nivel global, la permanencia de la guerra y su reflejo en el comportamiento de los precios de la energía es otro factor que no pinta a desaparecer súbitamente; por último, los datos de empleo en Estados Unidos referentes a abril fueron muy favorables, hubo aumentos de plazas y la tasa de desempleo se mantuvo en niveles bajos mientras los salarios continúan aumentando. En general se observa un mercado apretado en donde prevalece una mucho mayor oferta de trabajo. Lo anterior indica presiones salariales que será difícil doblar y que implican una dificultad en el control de la inflación.

La visión del mercado se enfoca en que la FED debe concentrarse en combatir a la inflación. Los futuros descuentan un nivel de tasas de referencia de 3.0% para el cierre del año. Esta percepción no va a cambiar rápido y necesita otra narrativa para apuntar a un lugar en donde haya ganancias en los mercados. Creemos que aún no es hora de regresar a pesar de que las caídas de precios en muchas acciones son fuertes.

Ahora bien, si piensa en regresar, ojo hacia donde dirige su dinero. A lo largo del año, al interior de las bolsas hay una gran rotación. Su primera manifestación es que al parecer el viejo adagio de comprar acciones que luzcan baratas con respecto a sus fundamentales, que se mantuvo en el olvido por décadas, ha vuelto a resurgir. La estrategia de comprar “valor”, en lugar de “crecimiento” (comprar emisoras con fuertes crecimientos en ventas) va ganando por mucho, la muestra de emisoras que integran tal categoría tiene un sano rendimiento de 8.1% en lo que va del año.

Primera señal: ojo con regresar a las acciones estelares de antes, las empresas de tecnología o de consumo por internet lo están pasando mal ya que su valuación es muy sensible ante un alza de las tasas de interés.

La segunda señal es el comportamiento entre sectores. Hasta el cierre de la semana pasada todos los sectores que integran el índice S&P 500 pierden en el año con la excepción del sector de empresas de energía claramente beneficiado por las circunstancias.

Pero si analizamos el comportamiento en el resto, es obvio, también que los sectores tradicionales con negocios que pueden resistir una reducción de la demanda o una época de menor consumo son los menos perjudicados; véalo: Las perdidas en las acciones de consumo básico son de 1% en el año, las de servicios de salud o materiales no llegan al 9%; mientras tanto, la minusvalía en acciones de servicios de comunicación o en empresas de consumo discrecional alcanza 25%; las acciones en el sector de tecnología pierden 21%.

No me parece que sea el momento oportuno para hablar de salir a comprar con entusiasmo en un mercado cargado de riesgos. Pero hay un cambio estructural a partir de que los bancos centrales decidieron revertir su política de ultra relajación y atacar la inflación elevada. En este contexto, tal vez las rotaciones que le describo permanezcan, tómelas en cuenta.


Si requieres asesoría financiera, acércate a nosotros: 

Comparte
Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email