Se repiten muchos lugares comunes con relación a los efectos de la invasión a Ucrania y las sanciones que imponen los países de occidente a Rusia. Queremos ayudarle a ajustar el enfoque en lo que los mercados ven hasta el momento y cuáles son los factores principales para tomar en cuenta. ¿Qué tanto me debo de asustar y salir corriendo hacia posturas más defensivas? Algunas ideas le pueden ayudar.

Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email

1.-Los inversionistas en el orden global aún no consideran que el conflicto desembocaría en un evento sistémico. Fuera de los mercados de commodities y los directamente involucrados en el tema como la cotización del Rublo o el precio de los bonos de Rusia, no hay ajustes violentos en las bolsas, no vemos un movimiento significativo en cuanto a magnitud en las tasas de interés en el mundo desarrollado y tampoco vemos un desorden generalizado en los mercados cambiarios.

Pareciera que en los mercados se espera que haya un evento de corta duración y de impactos relativos. Esto no es por mucho como luciría un mercado inmerso en una ola de pánico y aversión al riesgo.

2.- Sabemos que el problema geopolítico significaría un “refuerzo” al asunto de la presión inflacionaria. También sabemos que está en riesgo la ruta de recuperación que había hasta el momento en muchas economías. La pregunta importante es: ¿De qué me debo preocupar?, ¿de una espiral inflacionaria que se ubique en niveles no anticipados? ó ¿de un ajuste en los niveles de crecimiento?

3.- Lo que hacen los mercados ahora nos da algunas pistas. La expectativa de una postura agresiva por parte de los bancos centrales en el mes de marzo parece haber perdido fuerza ante los riesgos mencionados. Los inversionistas asumen que no puede haber tanta firmeza ante la amenaza que constituye el hecho de que el conflicto se agudice o se prolongue.

En el razonamiento de los inversionistas permanece la idea de que ante la eventualidad de una inflación mayor y un crecimiento abatido por las circunstancias los bancos centrales optarán por la alternativa sobre la que han descansado los últimos doce años: subirían lentamente las tasas, o no las subirían del todo tratando de reforzar la actividad económica y el empleo.

4.- A los inversionistas les cuesta trabajo dimensionar la afectación sobre el crecimiento. En Estados Unidos, el principal impulsor de la recuperación son los consumidores que aún cuentan con un ingreso disponible elevado. Siguen vigentes medidas de estímulo fiscal y la debacle de algunos productores de bienes básicos parece ser interpretado como el beneficio de otros.

5.-No obstante, la idea de la inflación reforzada mantiene en su lugar a las expectativas de que de aquí al final del año habrá tasas de interés mayores. Se siguen descontando en los futuros de la tasa de fondos federales cinco aumentos de un cuarto de punto a dicha tasa. Las tasas de largo plazo se han moderado muy levemente. La tasa del bono del tesoro a 10 años ha descendido, pero se mantienen 40 puntos base por encima de las que se registraban en diciembre.

Luego entonces, la idea de un ciclo de tasas al alza sigue vigente. La idea de bancos centrales tratando de controlar la inflación continua sobre la mesa. De no alargarse de más el conflicto, podría retomarse el alza en los bonos largos. Continuamos con exposición a plazos muy cortos (0-1 año) y revisiones constantes al riesgo de crédito en papeles de tasas de interés revisables (o flotantes). En el futuro previsible vemos pocos cambios, sobre el escenario de mayor inflación, alza de tasas y ciclo restrictivo en las políticas monetarias a nivel global.

6.- Pensamos que los inversionistas mantienen cautela tratando de visualizar como pierden intensidad las noticias y se presentan las cosas; noticias como la disposición a tener rondas de discusión entre Rusia y Ucrania colaboran en este sentido.

7.- En México, después de conocer la inflación de la primera quincena de febrero, se mantiene el riesgo al alza de los precios; el contexto global genera mayores presiones en los precios de energéticos, materias primas y alimentos básicos. Por lo tanto, se mantiene la necesidad de que continúe el ciclo de alzas de Banxico con el enfoque de contener el incremento de precios, sus expectativas y mantener el diferencial con las tasas en dólares; lo que también dependerá de cómo actué la FED en sus próximas decisiones.

Por lo tanto, no cambia en lo general nuestra tesis de inversión en deuda gubernamental: posiciones en papeles de tasas revisables, liquidez y renovación continúa en CETES. Mantenemos posición en tasas reales corto plazo para protección inflacionaria, pero ajustamos la duración de todos los portafolios disminuyendo posiciones de UDIBONOS de plazos mayores a 5 años

8.- En deuda corporativa, en el presente año se continúa con nula participación en la parte de Certificados Bursátiles de tasa fija o de tasa real debido a la volatilidad y altibajos en las referencias gubernamentales. Sin embargo, se han visto algunos movimientos mixtos en las sobretasas de los papeles privados. Por su parte, se continúa viendo una perspectiva favorable para los papeles corporativos de tasa flotante, se han visto algunas bajas en las sobretasas en estos Certificados Bursátiles. Para las siguientes semanas estaremos revisando algunos papeles como de GAP, ATLASCB y ELEKTRA.

9.- Si bien en el pasado la reacción del mercado a este tipo de eventos ha sido de corto plazo, vemos un escenario posiblemente distinto en las bolsas por la presencia en esta ocasión de una política monetaria restrictiva para contener la inflación. La semana pasada las bolsas lograron en cierta forma contener las caídas, pero vemos nuevamente el lunes que operaron con cierto nerviosismo. Continuamos con una expectativa de retornos limitados en el mercado de capitales.

En este sentido, el rendimiento de nuestra Cartera Recomendada de Renta Variable Global durante la semana que concluyó el 25 de febrero fue mejor que el del benchmark: el valor del portafolio subió 0.89% en pesos vs. 0.71% del ACWI. Ha ayudado a nuestro portafolio en días recientes el no contar con una exposición en China (una de las bolsas con el mayor ajuste en la semana previa) y la composición sectorial en Estados Unidos, en especial en esta ocasión por nuestra posición en emisoras de tecnología y la apuesta que mantenemos en Ciberseguridad.

Hicimos ajustes en nuestro portafolio, aumentamos nuestra exposición en DVY (dividendos) que nos parece puede ser una posición defensiva ante los riesgos que prevalecen a la baja y en CIBR (Ciberseguridad) por las expectativas favorables de la mano de las tendencias de mayor conectividad.  Ello implicó reducir la apuesta activa en países de Europa en donde vemos retos en la situación económica del bloque, y en Japón; sin embargo, se mantienen como posiciones dentro del portafolio al prevalecer la expectativa favorable de crecimiento, valuaciones atractivas y una política monetaria menos restrictiva que en Estados Unidos.

10.- El S&PBMV IPC sorprendió con una dinámica positiva en la semana pasada, apoyado en algunas emisoras ligadas a las materias primas como es el caso de PEÑOLES. Finalizó la temporada de reportes con un balance mixto y que también fue un factor que inyectó volatilidad en días recientes al referencial.

El rendimiento de la Cartera Recomendada de Renta Variable local durante la semana que concluyó el 25 de febrero fue peor que el del benchmark: el valor del portafolio se mantuvo prácticamente estable vs. el avance de 0.52% del S&PBMV IPC, en lo que ha incidido negativamente la sobre-ponderación que tenemos en CEMEX y en donde el mercado se muestra nervioso por el impacto que tendrá el precio de los energéticos en su rentabilidad.

Hicimos algunos ajustes en la cartera, entre ellos tomamos utilidad en OMA que ha sido una de las emisoras con el mejor rendimiento accionario en el año; asimismo fijamos una posición en PEÑOLES ante fundamentales que nos parecen sólidos y con una acción, que a pesar del alza que te tenido, podría seguir fungiendo como un activo refugio ante la volatilidad de mercado. Mantenemos nuestra posición en CEMEX ante un ajuste que nos parece ha sido excesivo y la expectativa que la emisora logre ganar tracción.

11.- El dólar opera en un rango entre $20.40 y $20.65 pesos por dólar. El episodio de aversión al riesgo global inyectó volatilidad, pero no se han roto parámetros importantes en la cotización de la moneda norteamericana.

El enfoque de fortaleza para el peso se mantiene, ante la expectativa de alza de tasas que reforzará el carry positivo entre las tasas en dólares y pesos. Además, se sostiene el argumento de flujos de inversión positivos de extranjeros hacia activos en pesos y cuentas externas positivas. Mantenemos posiciones en deuda gubernamental de muy corto plazo en dólares con lo que prácticamente se da la correlación uno a uno con movimiento cambiario.

 

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Comparte
Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email