Reporte Semanal: Economía

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, dejó claro que la política monetaria de Estados Unidos se mantendrá laxa por algunos años más. Continúan las negociaciones sobre el tercer paquete de ayuda fiscal impulsado por el presidente Biden que probablemente se aprobará sin el apoyo de los republicanos.


En México, la construcción confirmó una caída de 17% en 2020 y es muy probable que ésta registre un débil desempeño durante 2021 a pesar de la recuperación. En cuanto a política monetaria, la Junta de Gobierno del banco central redujo la tasa de interés de referencia en 25 puntos base por unanimidad. Hay espacio para otra baja en marzo.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

En el discurso Getting Back to a Strong Labor Market ante el Economic Club of New York, el presidente de la Reserva Federal destacó que, apenas en febrero del año pasado, la tasa de desempleo de Estados Unidos se ubicaba su nivel más bajo en casi un siglo (3.5%). Aunado a lo anterior, la tasa de participación de la fuerza laboral registraba niveles destacables.

Después, la pandemia de coronavirus lo cambió todo. En enero de 2021, la tasa de desempleo se ubicó en 6.3%, muy por encima de los niveles observados en el mismo periodo de 2020. Por otra parte, la tasa de participación registró su caída interanual más fuerte en casi 70 años.

De acuerdo con el banquero central, el temor al contagio y la desaparición de miles de empresas (principalmente en los sectores restaurantero, de hospitalidad y entretenimiento) generaron una importante deserción voluntaria de la fuerza laboral. Aunado a lo anterior, el cierre de escuelas y la necesidad de atender a los hijos en casa generó una deserción involuntaria. La rápida recuperación que ha registrado la economía norteamericana debería generar más empleos; no obstante, éstos continuarán vacantes si la población no se anima o no puede solicitarlos.

La vacuna contra el coronavirus sin duda aumentará la confianza entre la población, hará que la gente regrese poco a poco a sus actividades y sin duda, reforzará el proceso de recuperación económica.

Por otra parte, y a pesar que el presidente de la FED recalcó la importancia continuar con políticas económicas expansivas por más tiempo, tampoco es conveniente dar estímulos en exceso ya que, aun siendo inmunes y con los hijos de vuelta en la escuela, muchas personas tal vez prefieran seguir en casa cobrando un buen seguro de desempleo y recibiendo apoyos del Gobierno en lugar de salir a trabajar y reactivar la economía.

En el contexto global:

La semana pasada se publicó el índice de precios al consumidor de enero. La inflación general (0.3% m/m) se vio presionada por los recientes aumentos en los precios de petróleo y otras materias primas (entre ellas cobre y algunos granos). La inflación subyacente (la que excluye los precios de alimentos y energía) registró una tasa de 0% m/m. Los precios aún no manifiestan el consistente repunte en las expectativas de inflación del mercado; no obstante, eventualmente lo harán.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo cayeron de 812 mil a 793 mil unidades, cifra que aún se considera elevada. El que muchos trabajadores prefieran quedarse en casa en lugar de exponerse al virus o desatender a sus hijos podría ser la principal razón por la cual las solicitudes no bajan.

El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan pasó de 79.0 a 76.2 puntos entre enero y febrero. El consenso de analistas anticipaba un aumento. El subíndice que mostró el mayor deterioro fue el de expectativas (de 74.0 a 69.8 puntos).

En más datos, el déficit público de enero rebasó el 16% del PIB. Con la aprobación de más estímulos fiscales, algunos analistas anticipan que este saldo llegará hasta el 30% del PIB en el corto plazo.

En México:

Por el lado de la oferta, el índice de producción industrial registró una caída de 10% durante todo 2020. En cuanto a los subíndices, el de minería cayó 1.1% a tasa anual, el de manufacturas (-)10%, la construcción (-)17.2%, mientras que las actividades relacionadas con electricidad, gas y agua retrocedieron 5.3%.

Efectivamente, el sector de la construcción, mismo que ya caía desde 2019, fue el más afectado durante la pandemia que aún no concluye. Para este año esperamos que el desempeño de la construcción sea débil por un nivel de inversión público que no compensará la falta de inversión privada. Las manufacturas continuarán al alza impulsadas por el crecimiento de la industria norteamericana.

En más datos, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó una contracción de 8.2% anual en las ventas mismas tiendas de enero. Las ventas se vieron fuertemente afectadas por los semáforos rojos que se mantuvieron vigentes durante el primer mes del año. Por otra parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó la creación de apenas 47,919 empleos en enero. Dicha cifra fue muy baja comparada con la que se registró en los meses de enero de otros años.

Finalmente, la inflación al consumidor sorprendió al alza en enero (0.86% vs. 0.68% estimado INVEX, 0.75% consenso del mercado). Los precios repuntaron debido a que la gasolina registró un aumento mayor al anunciado para el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, mismo que este año fue de 3.33%. La tasa anual de inflación pasó de 3.15% a 3.54%, destacando el repunte en los precios de las mercancías.

A pesar de lo anterior, y como lo detallamos en nuestro reporte de política monetaria, Banxico disminuyó la tasa de interés de referencia en 25 puntos base el jueves pasado para ubicarla en 4.0%. Es probable observar otro recorte de 25 pb en marzo.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publican cifras de producción industrial. El consenso de analistas en Bloomberg anticipa un aumento de 0.4% a tasa mensual en la producción de enero. No anticipamos que la actividad industrial norteamericana se vea afectada por tensiones que pudieran surgir entre China y la administración de Biden. El estimado para la capacidad utilizada de la industria se ubica en 74.8%. Por otra parte, se estima una contracción de 0.5% m/m en la producción de la Eurozona debido a estrictas medidas de confinamiento que se han implementado en dicha región.

En más datos, el estimado para la inflación al productor de Estados Unidos durante enero se ubica en 0.4% para la parte total y 0.8% para la subyacente. Los precios al productor generalmente registran alzas antes que los precios al consumidor, por lo que será relevante monitorear éste y otros índices, entre ellos los de encuestas manufactureras.

Esta semana destacan las cifras de ventas al menudeo. Después de caer 0.7% m/m en diciembre, es probable que las ventas crezcan 1.0% m/m en enero. De concretarse, los siguientes estímulos fiscales probablemente fortalecerán el consumo personal, variable que representa el 70% del PIB de Estados Unidos.

Tanto en Estados Unidos como en Europa se publicarán índices PMI de servicios y manufacturas de febrero. Es probable que ambos índices de manufacturas y el de servicios de Estados Unidos se mantengan sobre niveles elevados. Por otra parte, el PMI de servicios de Europa podría permanecer en una zona de contracción (para conocer los estimados puntuales, favor de consultar la Agenda semanal).

Finalmente, el miércoles se conocerán las minutas de la última reunión del Comité de Operaciones de Mercado Abierto de la Reserva Federal. No esperamos ver un cambio en la política monetaria de la FED durante varios meses.

En cuanto a México, esta semana no se publican indicadores económicos relevantes.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX