Reporte Semanal: Economía

De forma sorpresiva, la economía de Estados Unidos generó 2.5 millones de empleos en mayo, cifra considerablemente mayor a la caída de 8 millones de empleos anticipada por el consenso del mercado. La noticia fue muy buena ya que, además de la reapertura industrial que se mantiene en curso, el repunte del mercado laboral podría motivar un mayor gasto en consumo.

La noticia también implica buenas noticias para México, principalmente en lo que respecta a exportaciones. Por otra parte, se recomienda mantener cautela en cuanto a las perspectivas económicas para nuestro país pues la inversión continúa a la baja, el desempleo al alza y no hay elementos que permitan anticipar un cambio de tendencia en el mediano plazo.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

La economía norteamericana registró un aumento de 2.5 millones empleos en mayo, contrario a una caída esperada de 8 millones de plazas. La tasa de desempleo se redujo de 14.7% a 13.3% y no se acercó a 20% como anticiparon muchos analistas.

Si bien este aumento representó cerca del 10% de la caída de 20.8 millones de empleos reportada para abril, es importante recalcar que un freno de las caídas en la actividad (situación que se observó en varios índices de percepción de mayo) representa buenas noticias para las perspectivas de los siguientes meses.

Si bien anticipamos que la economía norteamericana registrará su caída más fuerte en el segundo trimestre del año, el dato de empleo del viernes pasado sugiere que la recuperación podría ocurrir más rápido. Esto siempre y cuando no resurjan medidas de confinamiento estricto ante un rebrote de coronavirus en Estados Unidos u otros países avanzados.

En Estados Unidos:

Además del dato de nómina no agrícola, el resto de los indicadores económicos de Estados Unidos registraron un comportamiento positivo.

El ISM de manufacturas pasó de 41.5 puntos en abril a 43.1 puntos en mayo. Al interior de este índice de percepción destacó el aumento de los componentes de nuevos pedidos (de 27.1 a 31.8 puntos) y empleo (27.5 a 32.1 puntos). De igual manera, el ISM de servicios registró un aumento de 3.6 puntos para ubicarse en 45.4 puntos en mayo. Si la recuperación del empleo se sostiene, es probable que ambos índices intenten acercarse nuevamente hacia los 50 puntos, nivel que sugiere una expansión de la actividad.

Las ventas de autos en Estados Unidos registraron un sorpresivo aumento en mayo. Esta situación se observó también en otros países, incluyendo México. Si bien estas ventas se ubican muy por debajo de los niveles registrados hace un año, el freno en la caída de éste y otros indicadores es algo positivo. En más datos, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo finalmente se ubicaron por debajo de las 2 millones de unidades.

Habrá que confirmar con indicadores de consumo, inversión (tanto residencial como no residencial) y comercio exterior de mayo si efectivamente hay un cambio de tendencia en la actividad.

En México:

La información en México sugiere un panorama mixto en el corto plazo. Por un lado, el índice IMEF manufacturero registró una sorpresiva caída en mayo (de 41.0 a 39.2 puntos). En contraparte, el índice IMEF de servicios y las ventas de autos de mayo registraron aumentos.

A diferencia de lo que ocurre en las economías avanzadas, la reapertura de algunos sectores catalogados como esenciales en México corre mayor riesgo debido a que la expansión del coronavirus no cede. Por el contrario, ésta continúa al alza.

En ese sentido, a pesar de la reactivación del sector industrial, es muy probable que los lastres para el crecimiento se mantengan por varios meses. En particular, la falta de apoyo a las principales empresas del país durante esta recesión no sólo se traducirá en pérdida de empleos: también generará menores flujos de inversión.

Para muestra, el indicador de inversión fija bruta registró una caída de (-)11.0% a tasa anual en marzo. Al interior de las cifras, destacó el desplome en la demanda de maquinaria y equipo. Resulta claro que muchas empresas optaron por sobrevivir la crisis ante la falta de apoyo por parte del gobierno. Los planes de expansión se han puesto en pausa.

Para los próximos meses es probable observar caídas de hasta dos dígitos en las cifras de inversión, más aún porque no ha quedado clara la postura del gobierno en cuanto a la inversión en sectores estratégicos (principalmente energía).

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se conocerán datos de inflación al consumidor, al productor y el índice de precios de importaciones de mayo. En general, se estiman niveles de 0% o menores para la inflación general y subyacente (consultar Agenda Semanal para conocer los estimados puntuales). El tema de la deflación podría quedar atrás una vez que el precio del petróleo ha recuperado los niveles observados antes del desplome de la cotización y la economía comienza a salir de la etapa de confinamiento.

Para esta semana se esperan 1.5 millones de solicitudes del seguro de desempleo, la cifra más baja desde que se registraron los primeros estragos de la contingencia sanitaria. En cuanto a más índices de percepción, se espera un aumento en el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan en junio (de 72.3 a 74.5 puntos).

En Europa se publicará el dato de producción industrial de abril (-20.0% m/m esperado). La reapertura de la actividad en el continente europeo se mantiene en curso y hasta ahora no han surgido brotes de coronavirus que amenacen con regresar al confinamiento estricto.

En México se conocerá la inflación de mayo. Después del fuerte incremento en los precios de mercancías (principalmente productos básicos), frutas y verduras a causa de la pandemia, anticipamos una inflación de 0.48% mensual (0.40% subyacente). Las distorsiones que observamos en el mercado a causa de la disrupción en algunas cadenas de suministros deberían disiparse en la medida en que la actividad se normalice.

También se publicará la producción industrial de abril (-10.8% a/a estimado INVEX). Esperamos fuertes caídas en la construcción, la minería (principalmente por el desplome en la producción petrolera registrado al inicio del segundo trimestre) y las manufacturas.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX