Difícil decisión de Banco de México

La Junta de Gobierno de Banxico no va a manifestar su credibilidad o no a las afirmaciones del Gobierno. Pero sí sus preocupaciones con relación al balance de riesgos sobre la inflación y su comportamiento reciente.

Qué difícil decisión tiene el Banco de México en este mes. Ya sabemos que reducirá la tasa de interés de referencia tal vez otro medio punto para ubicarla en 4.5 por ciento. Pero la guía de lo que hará en los siguientes meses se ha vuelto nebulosa.

El balance con relación a la inflación se ha deteriorado. Reforzar la expectativa de que deberá tender a la baja en los siguientes meses depende de controlar la volatilidad del tipo de cambio (para lo que no le ayuda una tasa de interés menor) y de creer que el gobierno no aumentará los precios de la energía.

La tasa de inflación anual, es decir el porcentaje de aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor de los últimos 12 meses ha venido incrementándose desde la primera quincena de abril de manera consistente.

Es cierto que hay elementos estacionales en el período, pero en especial en mayo y junio la inflación ha resultado muy por encima de lo esperado; de este modo, el dato anual que al cierre de marzo era 2.03% ahora es de 3.59 por ciento.

¿A qué se debe este aumento? Bueno, hay argumentos a favor de la escasez que provocó la pandemia en sus inicios en donde se interrumpieron cadenas de suministro; pero también hay un alza importante en los precios de la energía.

Veamos. El subíndice de mercancías tiene una tasa anual de 5.19% hasta la primera quincena de julio, las tasas de aumento mensual en este indicador han sido en promedio 0.51% entre marzo y junio; probablemente en julio se ubique de nuevo al menos en 0.60 por ciento. Para darle una idea, los aumentos mensuales de este subíndice fueron en el 2019 de 0.29% en promedio.

Como le decía, hay argumentos para explicar lo anterior. Uno son los focos de escasez que provocó la parálisis económica al desatarse la pandemia y otro es la fuerte subida del tipo de cambio.

No es sorpresa que el precio de mercancías, sobre todo importadas, haya subido de manera notable con una devaluación aproximada de 18% del peso frente al dólar.

Pero hay otro rubro que ha resultado igual de dañino. El subíndice de energéticos tiene aumentos importantes en junio y julio de 5.98% y probablemente superior al 3% respectivamente.

En los informes sobre inflación de mayo y junio (este viernes se conocerá el de julio) la gasolina de bajo octanaje es el producto que mayor incidencia ha tenido en el alza.

Más aún, dentro de los diez productos con mayor incidencia, en ambos meses, se repiten la gasolina de bajo y alto octanaje, el gas LP y las tarifas de electricidad.

Estos precios son volátiles, porque así lo es tradicionalmente su mercado, por eso el INEGI calcula el índice subyacente que excluye estas variaciones y las de bienes agropecuarios para tener una idea de la trayectoria de la inflación sin ese “ruido”.

Pues bien, la inflación subyacente es de 3.84% y también ha venido subiendo desde el mes de marzo.

Antier circuló un manifiesto escrito por el Presidente López Obrador dirigido a los actores en el sector de la energía en donde su principal afirmación es que no deben subir los precios de la gasolina en términos reales.

Si eso es verdad, la Junta de Gobierno del Banco de México podrá reducir las tasas de interés y anticipar bajas adicionales, ya que la trayectoria de la inflación se debe, en parte, a un factor que ya no va a estar presente.

Por supuesto que la Junta de Gobierno de Banxico no va a manifestar su credibilidad o no a las afirmaciones del gobierno. Pero sí sus preocupaciones con relación al balance de riesgos sobre la inflación y su comportamiento reciente.

Honestamente no debería inducir a los participantes en los mercados a esperar bajas adicionales en la tasa hasta no ver que el comportamiento actual es efectivamente temporal.

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Dificil-decision-de-Banco-de-Mexico-20200805-0101.html

Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco