Al parecer, la única economía principal con riesgo de recesión, junto con una inflación elevada, es la de Estados Unidos. El PIB de ese país cayó por segunda ocasión consecutiva en el 2T-22. Por el contrario, el PIB de la Eurozona creció en más de lo previsto por el mercado en dicho periodo.

En México, el crecimiento del 2T-22 también sorprendió al alza y nos llevó a incrementar el estimado para la variación del PIB anual (de 0.9% a 1.2%). Si bien la economía mexicana ha mostrado fortaleza, esta no se verá exenta de un importante freno de la industria norteamericana.

 

La semana pasada …

El hecho que el PIB de Estados Unidos cayera por segundo trimestre consecutivo generó una nueva expectativa: la Reserva Federal (FED) bajará la tasa de interés de referencia tan pronto como el próximo año con el objetivo de estimular a una economía en recesión. Esto siempre y cuando la inflación se lo permita.

Precisamente ahí está el dilema. A raíz de la pandemia, la inflación se convirtió en un fenómeno distinto. Ya no es tan clara la relación directa crecimiento-inflación que se ha observado en ciclos económicos anteriores. Ahora, por primera vez en décadas, la principal economía del mundo podría enfrentar un escenario de menor crecimiento (incluso recesión) e inflación elevada.

Y es que a pesar de la reciente caída en precios de materias primas -mismas que repuntaron nuevamente cuando Rusia volvió a interferir en el mercado internacional de energía- la inflación enfrenta una fuerte resistencia a la baja debido a un componente de precios subyacentes que no cede.

A pesar de las menores expectativas de crecimiento, el costo de la renta (mismo que no cede por precios de casas que se mantienen elevados), el mayor costo de transportación y la incertidumbre sobre posibles distorsiones futuras en la cadena de suministros impiden la estabilización de los índices de precios que excluyen alimentos y energía.

Si la inflación no disminuye a raíz de una contracción económica, la FED enfrentaría serias dificultades y probablemente no pueda bajar su tasa.

En el contexto global:

El PIB de la zona Euro creció 0.7% a tasa trimestral en el segundo trimestre de 2022. La cifra sorprendió al alza, pues el consenso del mercado anticipaba un aumento de 0.5% t/t. Por otra parte, la inflación en la Eurozona también sorprendió al ubicarse en 0.1% mensual y 8.9% anual (-0.1% y 8.6% estimados por el mercado, respectivamente).

A pesar de las distorsiones generadas por la guerra Rusia-Ucrania en la región, el crecimiento de la zona Euro fue sólido ya que el banco central inició un ciclo de restricción monetaria apenas en julio.

En otro continente, y como se destacó en nuestro informe del jueves pasado (ver lista al inicio de este reporte), la economía de Estados Unidos se contrajo por segundo trimestre consecutivo (-0.9% a tasa trimestral anualizada en el 2T-22). La debilidad de los componentes del PIB fue generalizada, destacando por su contribución negativa el cambio en inventarios, la inversión residencial y el gasto del Gobierno. También resaltó la contracción del consumo privado en mercancías.

En cuanto a datos oportunos, la confianza del consumidor registró una caída mayor a la esperada en julio (de 98.4 a 95.7 puntos vs. 97.2 puntos estimado), las ventas de casas nuevas cayeron 8.1% a tasa mensual en junio, las ventas pendientes de vivienda también retrocedieron de forma importante (-8.6% m/m en junio vs. -1.5% m/m esperado).

La inflación medida a través del deflactor del gasto en consumo de junio pasó de 6.3% a 6.8% y de 4.7% a 4.8% a tasa anual en la parte general y subyacente, respectivamente.

En México:

La semana pasada fue una de datos muy importantes para la economía.

Destacó la estimación oportuna del Producto Interno Bruto del segundo trimestre del 2022 (2.1% a tasa anual, cifra mayor a la prevista por INVEX y por el consenso del mercado). El PIB creció 1.0% respecto al trimestre previo. El sector terciario (comercio y servicios) sorprendió su buen desempeño, pues indicadores oportunos sobre la actividad de este sector sugerían un estancamiento. Se espera las actividades secundarias se vean afectadas por una posible recesión en la economía estadounidense.

La balanza comercial registró un saldo de (-)$3,957 millones de dólares (mdd) en junio (-$1,500 mdd estimado INVEX). Destacó el saldo de la balanza petrolera, cuyo déficit aumentó alrededor de $300 mdd respecto al mes previo ante un mayor precio de la gasolina. Anticipamos una disminución en el volumen de las exportaciones hacia Estados Unidos debido a la retracción económica, lo que significa presión adicional sobre el saldo de la balanza comercial.

Respecto al mercado laboral, el INEGI publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, nueva edición) correspondientes a junio. La tasa de desocupación se ubicó en 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA). Existe estabilidad en el mercado laboral, aunque una posible recesión en Estados Unidos afectaría los niveles de empleo al disminuir la actividad en el sector manufacturero de exportación. No obstante, no se esperan aumentos significativos en la tasa de desocupación.

¿Qué esperar los próximos días?..

En los Estados Unidos se publicará el dato de nómina no agrícola (250 mil plazas est. Bloomberg) y la tasa de desempleo (3.6% est.) correspondientes a julio. Estos datos serán relevantes por la importancia de las cifras de empleo en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal.

También se publicarán las solicitudes iniciales del seguro de desempleo. Si bien no se espera un incremento en la tasa de desempleo, sí se espera que las solicitudes aumenten nuevamente (de 256 mil a 260 mil unidades).

También se publicarán los índices ISM manufacturero y no manufacturero de julio. Se espera que ambos se contraigan debido a una situación más desfavorable de la economía estadounidense, aunque es probable que se mantengan por encima de los 50 puntos (52.0 y 53.9 puntos, respectivamente).

Respecto a la balanza comercial, el consenso del mercado anticipa para junio un déficit $5,000 mdd menor al del mes previo ante menores importaciones debido a la retracción económica.

Para Europa se conocerá el Índice de Precios al Productor, para el cual se estiman cifras todavía elevadas ante una inflación que no cede (1.0% m/m y 35.7% a/a, respectivamente).

Para México se darán a conocer los datos de las remesas internacionales de junio. Esperamos que los efectos de la contracción económica de los Estados Unidos se reflejen en una disminución de aproximadamente $400 millones de dólares en la recepción de divisas por este concepto.

También se publicará la confianza del consumidor de julio. Anticipamos un ligero aumento respecto al nivel reportado para el mes anterior. De igual manera, se conocerán la venta, producción y exportación de vehículos de julio.

Respecto a la inversión fija bruta, estimamos una desaceleración de 7.0% a/a en abril a 1.3% a/a en mayo.

 

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión o estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido o utilizado parcial o totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado o divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados o las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Comparte
Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email