La semana pasada le expuse que a partir de la declaratoria de prioridad en el combate a la inflación que emitieron de manera oficial distintos bancos centrales en el mundo desarrollado (principalmente la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE), ahora el enfoque para determinar las expectativas sobre las que se fincaría el comportamiento de los mercados se centra en la evolución del crecimiento.

En síntesis, le mencione la especulación sobre el tamaño del freno y cómo ya hay varios indicadores que lo señalan. Es necesario recordarle que al instrumentar esta nueva etapa de restricción el resultado no es tan sencillo como deducir un menor crecimiento y estimar que la inflación descenderá como consecuencia de ello.

Con su agresividad, la precisión de su objetivo y la posibilidad de provocar un freno más severo del que calculan, los bancos centrales les abrieron la pista a otros factores de riesgo relacionados con el tema del endeudamiento excesivo, déjeme le digo al menos dos:

1.- Un desplome del mercado de bienes raíces. Un activo que debe sufrir ante la escasez de crédito y la elevación del costo de financiamiento es el de los bienes raíces.

Debido al fuerte aumento de las tasas de interés, el valor de los fondos que invierten en bienes raíces (REITS por sus siglas en inglés), se ubica de nuevo en niveles prepandémicos.

El valor de las acciones de las principales desarrolladoras de inmuebles, en especial en espacios urbanos presenta una corrección de casi 70% en promedio contra el valor que ostentaban en los últimos cinco años.

Ya lo vimos en el mercado de bienes raíces en China en donde la desventura de empresas desarrolladoras sacudió un segmento del mercado de crédito hace algunos meses. Ahora, la amenaza está sobre este tipo de empresas y las que se dedican a financiarlas en Estados Unidos y Europa.

En el sector residencial, las tasas hipotecarias se ubican ya en un nivel de 6% aproximadamente. Mientras tanto, los niveles de precios de las casas y la apertura de créditos superaron por mucho los que se vieron antes de la crisis del 2008. La contracción está cantada en el sector en donde vemos un freno en la actividad de construcción y una próxima caída de precios.

Un resbalón en este sector más allá de lo programado en estos rubros implica problemas que serán más difíciles de resarcir que un simple recorte en la riqueza de los inversionistas.

2.- Una nueva especulación de incumplimiento de pago en los bonos de varios países europeos. El BCE ha decidido controlar la inflación y enfrenta un severo problema político.

Dejar de recomprar deuda (el BCE anunció que reduciría tal práctica a partir de junio) y elevar las tasas ha traído como consecuencia el aumento de los diferenciales de deuda entre aquellos países que tienen serios problemas fundamentales para cumplir con sus obligaciones como Italia o Grecia; y aquéllos en donde prevalece la solvencia. Para darle una idea la tasa del bono a 10 años de Italia subió hasta más del 4% en días recientes.

Este problema al que se le ha denominado de fragmentación es un problema político serio para el banco central. En un ambiente de inflación como el de ahora no puede de manera sencilla salir a recomprarle bonos a los países emproblemados.

Si el BCE cumple con las acciones que pretende llevar a cabo, es probable que acentúe los problemas y el riesgo de incumplimiento, un evento como tal vez sería más catastrófico que la recesión misma.

Me falta mencionar los problemas en los bonos de mercados emergentes y las distorsiones que crea la fuerte recompra de bonos del Banco Central de Japón que ha propiciado una importante devaluación del yen.

Los mercados de crédito parecen estar bajo un movimiento pendular en donde pasan de las distorsiones causadas por las tasas sumamente bajas a las causadas por el fuerte repunte.

Los problemas podrían ser evitados con acciones inteligentes por parte de los bancos centrales y un diagnóstico mejor que el que han tenido en años recientes; pero, la posibilidad de errores existe y la ventana de riesgo aun es grande.


Si requieres asesoría financiera, acércate a nosotros: 

 

[email protected]

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Las-nuevas-amenazas-20220622-0101.html

Comparte
Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email