Esta semana es intensa en reportes financieros de las empresas al cierre del primer trimestre. Es importante ver la guía que esas mismas emisoras hacen para el resto del año. La expectativa no es muy entusiasta. El contexto que enfrentan los negocios es muy adverso; además de la guerra en Ucrania que no parece terminar pronto y que arraiga la inflación elevada, la posible respuesta de los bancos centrales augura un ajuste monetario fuerte. Los mercados no hacen más que reflejar el nerviosismo que provoca no saber si la inflación puede sujetarse en lo que resta del año, y con ello cambiar el entorno.

Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email

1.- En breves comentarios del presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Jerome Powell, que validaron la necesidad de un ajuste importante en su postura de política monetaria para el resto del año: se volvió a provocar un ajuste importante en las bolsas, así como en las tasas de interés.

Los inversionistas no acaban de ubicar el rumbo de las cosas hacia los próximos meses. Hay mucho escepticismo con relación a un posible descenso de la inflación; los precios de los principales bienes básicos siguen en niveles altos y la guerra en Ucrania parece que será un evento que se prolongará por mucho tiempo. Por otro lado, en China el intento de control de la propagación de COVID, especialmente, en Shanghái pone presión sobre la posible mejora en las cadenas de suministro en el sector industrial global.

2.- Debido a estos eventos los temores no solo se concentran en el tema inflacionario, sino en el posible descenso del nivel de crecimiento actual. Aunque hay indicios de solidez todavía, en especial, en la economía de Estados Unidos se comienzan a publicar revisiones secuenciales en las estimaciones de crecimiento, tanto de los organismos financieros internacionales como de muchas corredurías.

3.- El ambiente tan cargado de riesgo orienta a muchos a preferir reducir perdidas y a no confiar en momentos que pudieran ser una oportunidad. El grado de cautela es elevado. En este trimestre, y tal vez, en el verano, la actitud cautelosa sea lo que mejor reditúe.

4.- En los Estados Unidos, ante un escenario de inflación no visto en más de 40 años y en donde parece claro que viene un alza de 50 puntos base para la reunión de política monetaria del 4 de mayo y dosis del mismo calibre en próximas reuniones, las tasas de interés de largo plazo se enfilan a superar el 3.0% (referencia de 10 años).

Vemos un ciclo de alza de tasas que llevarán a niveles de neutralidad monetaria para el cierre del año, pero se mantiene el riesgo de que, ante la situación de la guerra y las restricciones sanitarias en China, la inflación global y de los Estados Unidos en particular obligue a la FED a entrar en un escenario de franca restricción monetaria. Lo que implica decisiones de tasas y retiro de liquidez de forma agresiva y acelerada.

5.- Con esto, la tesis de inversión en deuda en dólares se mantiene con exposición a instrumentos que se comportan como papel de muy corto plazo, prácticamente revisión de un día a seis meses, así como exposición a papel corporativo de tasa flotante con duración menor a 3 años. Nos parece un mercado que, de momento no ofrece opciones que no impliquen una exposición a riesgo de duración y volatilidad del mercado mayor. Por lo que nos mantenemos de forma conservadora en este bloque.

6.- En México, el mercado ha sufrido una presión adicional por el entorno de la inflación en los Estados Unidos y la expectativa sobre la Fed. Hemos observado niveles de tasas gubernamentales que superan el 9.0% en plazos entre 2 y 5 años; lo que refleja la incertidumbre de la decisión de Banxico, no sólo ante un entorno inflacionario local bastante complejo, sino lo que sucede en los mercados emergentes con la decisión por venir de la FED.

Aunque hemos reducido el diferencial de duración en los portafolios, mantenemos una posición conservadora, con niveles de subinversión en papeles de tasa fija de largo plazo, tanto nominales como de tasa real. Con altos porcentajes de papeles de tasas revisables, que nos aportan cierta protección.

7.- En papeles corporativos, ante el movimiento volátil de la curva gubernamental, sigue siendo favorable mantener y comprar posiciones en papeles privados de tasa flotante. Esta semana se reactivan las subastas de Certificados Bursátiles de Corto Plazo del sector automotriz y sus sobretasas tienen buenos niveles. También se aproximan colocaciones de Certificados Bursátiles de Largo Plazo, tanto en tasa revisable como en tasa fija nominal. Entre ellas se tiene a NAVISTAR en la parte de corporativos y a BANOBRAS en la parte de Banca de Desarrollo.

8.- En cuanto al tipo de cambio, inicia la semana de nuevo presionado por un movimiento de fortaleza del dólar contra la generalidad de las monedas, en especial las de mercados emergentes. El dólar abre la semana en un rango entre $20.20 y $20.50 pesos por dólar.

El movimiento se da en parte por la depreciación en el yuan de China y el Rand de Sudáfrica, la cobertura natural para evitar pérdidas cambiarias en posiciones en estas monedas es: vender Peso mexicano, al ser la moneda más liquida entre las emergentes.

Sin embargo, se mantienen los parámetros fundamentales de una Balanza de Pagos favorable y la expectativa de alza de tasas por parte de Banxico que mantiene un diferencial de tasas atractivo. La volatilidad cambiaria que se ha experimentado a lo largo de este año, junto con una presión importante al alza en las tasas en dólares no ha permitido tener un desempeño óptimo en las posiciones de deuda global, pero se mantiene como un factor de diversificación de nuestros portafolios.

9.- Prevalece la tendencia de baja en las bolsas, los principales referentes se encaminan a finalizar abril con fuertes caídas, borrando la recuperación que habían logrado mostrar en marzo; a ello ha contribuido también la temporada de reportes corporativos y las fuertes caídas que han tenido algunas emisoras, al revelar cifras decepcionantes y advertencias de un entorno que no parece mejor hacia delante; tal fue el caso en días recientes de Netflix y la pérdida de suscriptores.

10.- El entorno actual nos obliga a hacer más defensiva nuestra cartera el buscar posiciones en sectores como Consumo Básico, que pensamos puedan seguir revelando una mejor tendencia que el resto del mercado ante un ambiente que se vislumbra complejo para las compañías. En la semana que concluyó el 22 de abril, el desempeño de la cartera fue mejor que el benchmark: el valor del portafolio retrocedió en pesos (-) 1.2% vs. (-) 1.3% del ACWI.

En el año la cartera se ubica 170 puntos base por arriba del benchmark. Apoyó al rendimiento de la cartera la sub-ponderación en China y la exposición que mantenemos en Estados Unidos a través de diversos sectores, en especial, sumó al rendimiento la sub-ponderación en Servicios de Comunicación y la sobre-ponderación en Consumo Básico; en contraste, restó al portafolio nuestra posición en Tecnología y el retroceso de esta semana en el ETF de Ciberseguridad (CIBR).

11.- En México, el S&P BMV suma tres semanas consecutivas a la baja y arranca la última semana del mes también en terreno negativo; todo parece apuntar a que tendrá su peor rendimiento mensual en el año; ha descendido de los 53,000 puntos. Sabíamos que el entusiasmo de marzo era difícil de sostener en medio de un contexto de menores expectativas de crecimiento y las presiones en las valuaciones por el alza en tasas de interés, pero, sin duda el ajuste ha sido significativo y lleva a tomar cautela en las posiciones de renta variable local.

Creemos que existe valor en el mercado, pero enfocado en especial en ciertas emisoras que puedan ser más defensivas ante un entorno de altas tasas de inflación y mayores niveles en la renta fija, y con valuaciones aún atractivas.

En este sentido hemos realizado nuevos cambios en nuestro portafolio: disminuimos nuestra posición en AMX para mantener una ligera sub-ponderación frente al S&P BMV IPC y redujimos nuestra apuesta activa en GAP, en ambos casos por un rendimiento potencial más acotado que antes. Por otro lado, neutralizamos nuestra posición en BOLSA y aumentamos nuestra posición en KOF para mantener una apuesta activa; también incluimos una posición en LAB, en donde nos parece que el desempeño positivo es sostenible en 2022, a pesar de tasas de comparación que serán más complejas, somos además más optimistas en la rentabilidad de este año debido a la estrategia de alza en precios

El rendimiento de la Cartera Recomendada de Renta Variable local durante la semana que concluyó el 22 de abril resultó mejor que el del benchmark: el valor del portafolio retrocedió (-)1.4 vs. (-)1.8% del S&P BMV IPC. En el año la cartera se ubica (-)130 puntos base por debajo del desempeño del benchmark. Los principales factores que contribuyeron al desempeño positivo de la cartera esta semana fueron el no contar con GFINBUR en la cartera y la sub-ponderación en GMEXICO, así como las apuestas activas en GFNORTE y AC, dos emisoras que nos parece pueden tener un buen posicionamiento ante el entorno actual de mayores tasas de interés y capacidad para trasladar precios al consumidor.


Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión o estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido o utilizado parcial o totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado o divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados o las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Comparte
Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco
Rodolfo Campuzano on Email