Montserrat Antón

La inflación en los resultados de las empresas y su efecto en las bolsas.

En los últimos meses, la atención de los inversionistas ha estado enfocada en el rumbo de la inflación, su efecto en las decisiones de política monetaria y la valuación de los activos de riesgo; pero, además, la temporada de reportes corporativos en los días recientes implicó evaluar un efecto adicional: cómo es que el movimiento en los precios de las materias primas está incidiendo en los resultados de las compañías. ¿Qué deberíamos esperar que ocurra en los próximos meses, las presiones actuales son transitorias, será necesario endurecer las herramientas de política monetaria antes de tiempo?

¿Qué esperamos de los reportes del 3T-21 en México?

La tesis de una recuperación en los resultados de las empresas se sostiene; pero, las bases de comparación ya no son tan sencillas y las tasas de expansión no serán como las vistas en el 2T-21. Los retos que dejó la pandemia por COVID-19 prevalecen en algunos casos; sin duda, con un efecto menos severo que en 2020. Se forman nuevos riesgos y oportunidades, algunos creemos serán visibles en las cifras que conoceremos en los próximos días. Ello, en medio de valuaciones en el mercado accionario que en ciertas emisoras parecen ya reconocer anticipadamente este escenario.

¿Qué sí y qué no en la valuación de empresas?

El análisis y valuación de empresas que cotizan en el mercado accionario es una actividad sumamente interesante, cambiante, retadora y con muchas particularidades. Desde una óptica externa existen en ocasiones ideas alejadas de la realidad con la que nos enfrentamos en el día a día quienes nos dedicamos a esto, y en este episodio buscamos explicar algunas de estas concepciones que distorsionan el verdadero trabajo de un analista en el mercado de capitales.

Los reportes del 2T-21 en México y lo que implican hacia delante

Se esperaba que este fuera un buen trimestre para las compañías en México partiendo de una base sencilla por los efectos de la pandemia por COVID-19 el año pasado. Se confirmó esta expectativa e incluso, en la mayoría de los casos, hubo sorpresas positivas. Pero, un trimestre no define la historia de una empresa, menos aún con eventos extraordinarios que podrían no repetirse, por ello, nos parece que las cifras deben de leerse con cautela y analizar a detalle las tendencias que serán sostenibles.

ESG

No es nuevo hablar de cuidado al medio ambiente, responsabilidad social y gobierno corporativo, como factores presentes en diversas empresas; en mayor o menor medida, ha existido desde hace tiempo un enfoque en el mercado accionario en estos temas. Sin embargo, actualmente es una directriz que cobra más fuerza y que engloba diversos conceptos en tres letras: ESG, y que está presente en todas las industrias sin importar a qué se dediquen.