Reporte Semanal: Economía

 

 

El aumento de la nómina no agrícola de junio respondió más al vencimiento de los beneficios por desempleo que a la marcha de la recuperación económica. El empleo continuará al alza mientras un mayor número de personas se vea forzada a buscar trabajo una vez que concluyan los subsidios del Gobierno.

En México, las expectativas de crecimiento e inflación del mercado volvieron a aumentar. La economía podría crecer más de lo previsto y ya no sólo por el impulso que brindará el sector externo. Las perspectivas para la demanda interna han mejorado. En el corto plazo, por la reactivación de los sectores comercial y de servicios. En el mediano plazo, por la posibilidad de observar un aumento en la inversión privada.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email

La semana pasada:

El efecto de la pandemia sobre el mercado laboral de Estados Unidos fue muy grande. Y no sólo por los despidos que generó el cierre de miles de empresas y establecimientos a causa del paro económico. A pesar de algunas oportunidades de empleo, mucha gente se confinó por el riesgo de contagio o por la necesidad de cuidar a hijos o a personas vulnerables en casa. Adicionalmente, muchas personas no trabajaron, a pesar de poder hacerlo, si el Gobierno les brindaba un apoyo por desempleo mayor a su salario.

Este último fenómeno fue tan recurrente que algunas compañías ofrecieron bonos por contratación en caso que alguien se animara a ocupar una vacante, principalmente en el segmento de baja remuneración. En lugar de ayudar a la reactivación del mercado laboral, los beneficios por desempleo parecían perjudicarla.

Sin duda, el importante proceso de vacunación en Estados Unidos ha impulsado al empleo. No sólo más empresas han reabierto. También el temor de presentar un cuadro fuerte de COVID-19 (o incluso algo más grave) ha caído. La gente, en algunos casos vacunada y en otros no, ya muestra una mayor confianza para salir a las calles.

Sobre todo, y más por lo que se observó en junio, la reactivación del empleo continuará gracias al vencimiento de los programas por desempleo que ya comenzaron a registrarse en algunos estados del país (entre ellos Texas).

Este subsidio, cuyo efecto pudo haber sido más perjudicial que benéfico, finalmente terminará a más tardar en septiembre y la gente no tendrá más opción que buscar trabajo.

En Estados Unidos:

La nómina no agrícola de Estados Unidos registró un incremento de 850 mil plazas en junio contra una cifra estimada de 700 mil. Las ganancias más importantes se observaron en los servicios de hospitalidad y esparcimiento. El empleo del sector manufacturero, uno de los que más rápido comenzó a recuperarse de los efectos de la pandemia, creció apenas 15 mil plazas en el mes (contra 28 mil esperadas por el mercado).

A pesar del sólido avance del empleo, la tasa de desocupación registró un ligero aumento (de 5.8% a 5.9%) debido a que un mayor número de personas buscó trabajo y no lo consiguió. Más adelante, esperamos que el continuo vencimiento de los beneficios por desempleo sea el nuevo motor del mercado laboral norteamericano. Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo podrían consolidarse ya por debajo de las 400 mil unidades (364 mil en la semana que concluyó el 26 de junio).

Llamó la atención la aceleración de la remuneración promedio por hora en junio (de 1.9% a 3.6% a tasa anual). Si bien muchas empresas tuvieron que aumentar salarios para motivar el regreso de trabajadores, esperamos que éstos se estabilicen (o incluso caigan) cuando la oferta laboral vuelva a aumentar.

En más datos, el Índice de Precios de Casas (HPI) creció 15.7% a tasa anual en mayo (14.0% en abril). Un mayor valor de las viviendas podría fomentar al gasto en consumo, pues los precios de casas se consideran como una variable importante en la ecuación de riqueza de las familias. Por otra parte, el índice ISM manufacturero registró una ligera caída en junio para ubicarse en 60.6 puntos, muy por encima del umbral de expansión ubicado en 50 puntos.

El indicador que probablemente más sorprendió al alza fue el índice de confianza del consumidor del Conference Board, mismo que pasó de 120.0 a 127.3 puntos entre mayo y junio. El mercado anticipaba una ligera contracción del índice. Finalmente, el gasto en construcción sorprendió a la baja al caer 0.3% m/m (0.4% m/m esperado).

En México:

El saldo de la balanza comercial se ubicó en $340 millones de dólares en mayo. El superávit sorprendió a la baja ($1,285 mdd estimado INVEX) debido a un inesperado repunte de 12.8% a tasa mensual en las importaciones de bienes de consumo. En parte por una importante reactivación del sector terciario (comercio y servicios), nuestro estimado de crecimiento del PIB se ajustó al alza de 5.3% a 6.3%.

Adicionalmente, las exportaciones petroleras alcanzaron su mayor nivel en dos años gracias a un precio de la mezcla mexicana de crudo que ya tocó los $70 dólares por barril. Las exportaciones automotrices se mantuvieron firmes (3.3% m/m) y es probable que éstas repunten si el problema que registra la oferta global de semiconductores se soluciona paulatinamente.

La encuesta de analistas del sector privado que elabora Banco de México reveló un incremento tanto en las expectativas de crecimiento como de inflación para 2021. En el primer caso, la mediana pasó de 5.16% a 5.80%. En cuanto a la segunda variable, la mediana pasó de 5.02% a 5.58%.

Sin duda, las perspectivas para la inversión han mejorado y ahora sólo falta confirmar si efectivamente hay elementos que incentiven una mayor participación del sector privado. La inflación podría permanecer elevada por algunos meses más y cerrar el año alrededor de 5.5% de acuerdo con nuestras estimaciones.

¿Qué esperar en los próximos días?

Esta semana se publicarán pocos datos en Estados Unidos debido a las celebraciones del Día de la Independencia. Destacan el ISM no manufacturero de junio (63.5 puntos estimado Bloomberg), el dato semanal de solicitudes iniciales del seguro de desempleo (350 mil esperado) y el crédito al consumidor de mayo (+$18.3 miles de millones de dólares). El mercado se centrará en las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

En México, esta semana se conocerá la inflación de junio. Nuestros estimados para la inflación general y subyacente se ubican en 0.50% y 0.52% a tasa mensual y 5.84% y 4.52% a tasa anual, respectivamente. Como lo comentamos en el reporte de inflación de la primera quincena de junio, la inflación general podría no descender de 5% anual en lo que resta de 2021.

El mercado local prestará atención a las minutas de la más reciente reunión de Banco de México. En particular, nos enfocaremos en las razones por las cuales dos miembros de la Junta de Gobierno votaron por conservar la tasa de interés de referencia en 4.0% en un entorno donde la inflación es dos veces mayor al objetivo del banco central.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email