Reporte Semanal: Economía

 

 

En Estados Unidos, la reciente estabilización de las expectativas de inflación medidas a través del diferencial entre tasas de interés nominales y reales ha dado un respiro al mercado. Al parecer, éste considera, al igual que los miembros de la Reserva Federal, que el reciente disparo de la inflación es un fenómeno temporal que debería diluirse durante los siguientes meses.

En México, las expectativas de inflación del mercado se mantienen ancladas. Al menos las de mediano y largo plazo, pues las correspondientes a 2021 continúan al alza. Por ahora, la posibilidad de un descenso en la inflación a partir del segundo trimestre de 2022 contendría un aumento en la tasa de interés de referencia del banco central.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

Las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de Banco de México revelaron una auténtica preocupación por la inflación. A pesar que se destacó el efecto de base de comparación -aquél que generó una tasa anual muy elevada en el componente no subyacente del Índice Nacional de Precios del Consumidor- algunos miembros de la Junta de Gobierno reconocieron presiones inflacionarias que podrían persistir más de lo previsto.

Adicionalmente, se resaltó que las expectativas de inflación de mediano plazo (aquéllas que se consideran para la toma de decisiones de política monetaria) se ubican por encima del objetivo de 3% del banco central.

Resulta poco probable que los precios internacionales de materias primas se ajusten a la baja de forma significativa en un entorno donde la demanda global mantendrá un fuerte ritmo de expansión.

En caso que la inflación no descienda hacia el segundo trimestre de 2022 conforme a lo proyectado por Banxico, es probable que el siguiente movimiento en la tasa de interés de referencia sea de alza. Lo que prácticamente ya podría descartarse es un movimiento de baja. Al parecer, la tasa de referencia ha confirmado un piso en 4.00%.

En Estados Unidos:

El índice de precios de casas de Estados Unidos creció 13.9% a tasa anual en marzo. Los precios de casas podrían continuar al alza e incentivar el gasto en consumo, pues éstos se consideran a como una variable importante en la ecuación de riqueza de las familias.

En más datos del sector residencial, las ventas de casas nuevas cayeron 5.9% a tasa mensual en abril después de haber crecido 7.4% m/m en marzo. Por su parte, las ventas pendientes de vivienda retrocedieron 4.4% m/m en el periodo.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo intentan romper el nivel psicológico de las 400 mil unidades. Para esta semana, el mercado espera una lectura de 405 mil peticiones.

El dato más relevante dado a conocer la semana pasada fue el de ingreso y gasto personal. El mercado anticipaba una marcada caída del ingreso personal de abril (-13.1% m/m) después del sólido repunte de este indicador en marzo gracias a los beneficios del tercer paquete de estímulos fiscales (20.9% m/m). El gasto en consumo aumentó 0.5% en el mes y cayó en términos reales (-0.1% m/m).

La inflación anual medida a través del deflactor del gasto en consumo subyacente (la variable preferida por la FED para monitorear la inflación de Estados Unidos) repuntó de 1.9% a 3.1%. Este comportamiento ya se esperaba después del fuerte repunte que mostró la inflación subyacente al consumidor en el periodo.

Habrá que monitorear si efectivamente la inflación anual comienza a ceder tal y como lo anticipan los miembros del Comité de Operaciones de Mercado Abierto del banco central.

En México:

La inflación al consumidor volvió a sorprender al alza en la primera quincena de mayo. Si bien el subsidio de verano en tarifas de electricidad fue similar al estimado, sorprendió el repunte de la inflación subyacente. Recientemente, no sólo los precios de mercancías se han visto presionados por el fuerte aumento en los precios internacionales de materias primas. Los precios de servicios comienzan a repuntar de forma importante gracias a la reapertura (ya casi completa) de este sector en el país.

Después de colocarse en 5.80% en la primera quincena del mes, esperamos que la tasa anual de inflación comience a descender para repuntar nuevamente cuando aumenten las tarifas eléctricas en la temporada de frío. Estimamos una lectura de 5.06% para el Índice Nacional de Precios al Consumidor al cierre de 2021.

En más datos, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) sorprendió al alza al registrar una tasa anual de 0.8% (contra -0.2% estimado INVEX). En línea con lo previsto, una continua salida de gente a las calles favoreció el repunte de la actividad comercial y de servicios. Ajustamos al alza nuestro estimado de crecimiento del PIB en 2021 de 5.1% a 5.3%.

Finalmente, la semana pasada se conocieron datos de balanza comercial y desempleo al mes de abril. Las exportaciones registraron un estancamiento en el periodo debido a una caída en la parte no automotriz. Por su parte, las importaciones de consumo y bienes de capital retrocedieron respecto a marzo. En cuanto al mercado laboral, la tasa de desocupación repuntó a 4.7% en abril, cifra mayor a la esperada.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publican cifras de los sectores laboral, manufacturero, de servicios y de la construcción.

El consenso de analistas estima un aumento de 0.6% m/m en el gasto en construcción de abril. Es probable que el principal impulso provenga de la parte residencial.

En más datos, se anticipan lecturas de 61.0 y 63.0 en los ISM manufacturero y no manufacturero de mayo. De confirmarse estos pronósticos, ambos índices volverían a alcanzar sus niveles más altos de los últimos años.

Esta semana destaca la publicación del Beige Book de la FED, documento que recaba las perspectivas sobre el ritmo de actividad en los principales sectores económicos de Estados Unidos. Además de una sólida recuperación de los sectores más afectados por la pandemia, es probable que el Beige Book revele un nuevo repunte en las expectativas de inflación.

Los datos más relevantes serán los de empleo. El consenso del mercado anticipa una creación de 663 mil plazas en la nómina no agrícola de mayo, cifra tres veces mayor que la reportada para abril (218 mil). El pronóstico para la tasa de desempleo se ubica en 5.9%, su nivel más bajo desde que inició la pandemia.

Es probable que la conclusión del programa de beneficios por desempleo a partir de junio en varios estados permita la reactivación del mercado laboral, sobre todo en los sectores de baja remuneración salarial. A nivel federal, se espera que este programa de beneficios concluya hasta septiembre.

En la zona Euro se publicarán cifras de inflación. El consenso estima una variación de 0.2% en el índice de precios al consumidor de mayo. La tasa anual pasaría de 1.6% a 1.9% en la parte general y de 0.7% a 0.9% en la subyacente. Las presiones inflacionarias en la Eurozona no son tan marcadas como en Estados Unidos por diversas razones, destacando entre éstas las condiciones de holgura que aún registra la economía de la región.

Finalmente, en México destaca la publicación del Informe Trimestral del banco central correspondiente al primer trimestre de 2021. Es probable que Banxico ajuste sus estimados de crecimiento e inflación al alza. Asimismo, esperamos que se mantenga la expectativa de un descenso en la inflación a partir del segundo trimestre de 2022.

En cuanto a datos económicos, destacan la publicación de los índices de actividad que elabora el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) a mayo, la cifra de remesas de abril ($3,482 mdd estimado INVEX), así como actividad del sector automotriz.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX