Reporte Semanal: Economía

El ingreso personal en Estados Unidos creció 10% a tasa mensual en enero gracias a los estímulos del segundo paquete de ayuda fiscal. Por otra parte, el gasto personal en consumo aumentó apenas 2.4% respecto a diciembre. Esta discrepancia entre ingreso y gasto se confirmó con un repunte de más de siete puntos porcentuales en la tasa de ahorro.


Demasiado ahorro podría frenar el proceso de expansión; no obstante, éste se reactivaría más adelante cuando los norteamericanos salgan a las calles a gastar. En México, los datos económicos fueron mixtos. Por un lado, la inflación fue moderada en la primera quincena de febrero a pesar del aumento en los precios de energía. Por otro lado, el país registró una importante salida de inversión en 2020, las exportaciones cayeron en enero y el desempleo repuntó.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

En su comparecencia frente al Congreso de Estados Unidos, el presidente de la Reserva Federal fue muy claro respecto a la posibilidad de observar un incremento en la tasa de interés de referencia: Éste no se dará antes de alcanzar condiciones de pleno empleo en la economía norteamericana:

Asimismo, el banquero central también dejó entrever que el actual ritmo de recompras de activos no va a cambiar en el futuro previsible.

La baja posibilidad de un cambio en la postura de política monetaria de la FED en el corto plazo permite anticipar un repunte adicional en las expectativas de inflación del mercado. La semana pasada, el diferencial entre la tasa del bono nominal y real a 10 años osciló entre 2.1% y 2.2%.

Para esta semana esperaríamos un incremento adicional en esta expectativa de inflación implícita debido a la cada vez más cercana aprobación del tercer paquete de ayuda fiscal en Estados Unidos. El fin de semana pasado, los demócratas aprobaron la propuesta del presidente Biden sin el apoyo de los republicanos. Este proyecto se turnará a la Cámara de Senadores donde probablemente también enfrentará resistencia. El paquete ya no incluiría un aumento al salario mínimo propuesto por Biden (de $7.25 a $15.00 dólares por hora).

De haberse aprobado este fuerte incremento al salario base, las expectativas de inflación probablemente hubieran rebasado el 2.5% anual.

En el contexto global:

La semana pasada se dieron a conocer cifras de inflación en Europa. El Índice de Precios al Consumidor registró una variación de (-)0.5% a tasa mensual en enero (cifra final), mientras que la tasa anual pasó de 0.2% a 1.4%. Este fuerte incremento en la inflación reflejó la presión ejercida por el alza en los precios de materias primas, principalmente petróleo.

Excluyendo alimentos y energía, la inflación fue de (-)0.3% m/m y la tasa anual se mantuvo en 1.4%. Aunado a este repunte observado en la parte de precios de energía, es probable que los continuos estímulos fiscales y monetarios que también se inyectan en la Eurozona generen presión sobre la inflación.

En más información económica para Europa, los índices de confianza del consumidor y de perspectivas para los sectores industrial y de servicios se mantuvieron en terreno negativo. Por otra parte, destacó la relativa recuperación del sentimiento en la industria (de -6.1 a -3.3 puntos entre enero y febrero).

En Estados Unidos, los índices de percepción de los gerentes de compras de la industria también mostraron un firme avance en febrero. Destacó el incremento de más de 10 puntos en el índice de la encuesta manufacturera que elabora la Reserva Federal de Dallas.

Un indicador que llamó la atención fue el índice nacional de precios de casas, mismo que mostró un crecimiento anual de 11.4% en diciembre. La actividad del sector residencial continúa repuntando de forma muy importante, sobre todo las ventas de vivienda. El indicador de venta de casas nuevas creció 4.3% m/m en enero, cifra dos veces mayor a la esperada por el consenso de analistas del mercado.

El ingreso personal de Estados Unidos creció 10% m/m en enero, cifra ligeramente mayor a la estimada. A pesar de este sólido repunte, que refleja los recursos obtenidos a través del segundo paquete de ayuda fiscal, el gasto personal en consumo creció apenas 2.4% en el mes. La tasa de ahorro, expresada como porcentaje del ingreso personal disponible, aumentó de forma importante. Si bien la recuperación de la economía norteamericana dependerá de la evolución del consumo, esperaríamos que este elevado ahorro eventualmente se traduzca en un mayor gasto, por lo que el dato de enero no debería genera preocupación.

Finalmente, se reportó que los nuevos pedidos de bienes durables crecieron 3.4% m/m en enero, cifra mayor a la prevista por el mercado (1.1% m/m). El firme desempeño de este indicador al inicio del primer trimestre confirma un importante avance de la inversión no residencial. Excluyendo bienes de defensa, los nuevos pedidos crecieron 2.3% m/m.

En México:

La información económica en México fue mixta. INEGI dio a conocer la cifra final del PIB del cuarto trimestre de 2020. El instituto reportó una caída ligeramente menor a la publicada previamente. Considerando cifras originales, el PIB de México cayó 8.2% en el año (-8.5% cifra previa), su peor contracción en casi 100 años.

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) registró un ligero aumento en diciembre (0.1% m/m). Anticipábamos una caída debido al restablecimiento de semáforos rojos en algunas entidades del país.

En más información, la tasa de desempleo se ubicó en 4.70% la balanza comercial registró en enero su primer déficit desde mayo (-$1,236 millones de dólares) ante una caída de las exportaciones.

La inflación el consumidor registró un avance de 0.23% en la primera quincena de febrero, cifra similar a la esperada por el consenso del mercado. El incremento en el precio del gas natural generado por las heladas en Estados Unidos no repercutió sobre el índice de precios, no obstante, esperaríamos que el costo generado por este evento se refleje durante los siguientes meses.

Finalmente, México registró una importante salida de inversión de cartera en 2020 que no sólo incluyó recursos extranjeros. Inversionistas locales también han estado sacando dinero del país, lo cual podría presionar no sólo las cuentas externas, pero también variables como el tipo de cambio.

¿Qué esperar en los próximos días?

Esta semana se conocerán cifras preliminares de inflación al consumidor en la Eurozona (febrero), así como el índice de precios al productor de la región (enero). También se publicarán cifras de desempleo a enero y ventas al menudeo también para el primer mes del año. Los estimado se ubican en 8.3% y (-)1.3% m/m, respectivamente.

En cuanto información de Estados Unidos, se anticipa una lectura de 58.6 puntos en el ISM manufacturero de febrero. Para el caso del ISM no manufacturero el estimado se ubica en 58.6 puntos también.

Esta semana destacarán los datos de la nómina no agrícola de febrero. Se anticipa una creación de 150 mil plazas, casi 100 mil plazas más que las reportadas para enero.

Esta semana se publicará el Beige Book de la Reserva Federal, documento que recaba las perspectivas sobre la actividad económica en distintos sectores a lo largo de Estados Unidos.

En cuanto a México se conocerá el informe trimestral de inflación del periodo octubre-diciembre de 2020, cifras de remesas a enero, el reporte de finanzas públicas de enero, los índices IMEF manufacturero y no manufacturero de febrero, así como el dato de inversión fija bruta de diciembre. Para conocer los estimados puntuales, favor de consultar la Agenda semanal.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX