Reporte Semanal: Economía

La economía de Estados Unidos creció 4.0% a tasa trimestral anualizada en el cuarto trimestre de 2020. El consumo contribuyó modestamente a la expansión del PIB por el desgaste del primer paquete de estímulos fiscales y una lenta recuperación del empleo. La inversión, tanto residencial como no residencial, contribuyó significativamente al crecimiento del periodo.


En términos comparables, el PIB de México creció 13.0% a tasa trimestral anualizada entre octubre y diciembre. A pesar del restablecimiento de algunos semáforos rojos en los últimos días del año, la actividad comercial y de servicios mostró fortaleza. Asimismo, la producción industrial continuó al alza gracias al impulso brindado por la economía norteamericana.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

A pesar de la desaceleración en el crecimiento de Estados Unidos y las restricciones a la movilidad y al comercio registradas en algunos estados del país, el PIB de México creció 3.1% a tasa trimestral (13.0% a tasa trimestral anualizada) en el periodo octubre-diciembre de 2020.

Al interior de las cifras, destacó el sólido avance de 3.0% t/t en las actividades terciarias (comercio y servicios). A pesar del semáforo rojo anunciado a finales de diciembre en dos entidades que representan una cuarta parte de la economía nacional (CDMX y Estado de México), la actividad en otros estados permitió impulsar a la economía durante el último trimestre del año. Asimismo, las actividades secundarias (minería, construcción y manufacturas) mostraron un sólido repunte de 3.3% t/t.

Hacia adelante, el crecimiento de México dependerá en gran medida de los estímulos fiscales que se aprueben en Estados Unidos y beneficien indirectamente a la industria mexicana. Este año, al igual que el anterior, no habrá apoyos significativos por parte del gobierno federal para evitar la quiebra de más empresas y la pérdida de más empleos.

Si a esto se suma un lento proceso de vacunación en México y la baja disposición del sector privado a invertir, el crecimiento del PIB en 2021 podría ubicarse alrededor de 3.5% después de caer 8.5% en 2020.

El Fondo Monetario Internacional, de forma muy optimista, aumentó su estimado de crecimiento para México de 3.5% a 4.3% en 2021

En Estados Unidos:

En línea con lo esperado, la Reserva Federal (FED) no modificó su postura monetaria. En días pasados, el presidente del organismo dejó claro que, por ahora, una posible reversión al programa de recompra de activos, o un posible incremento en la tasa de interés de referencia (actualmente en 0%-0.25%), son temas que aún no se contemplan en las discusiones de la junta de gobierno del banco central norteamericano.

Por otra parte, distintas medidas de inflación, entre ellas algunos subíndices de encuestas de gerentes de compras y precios al productor, sugieren presión sobre los precios de mercancías. Lo anterior, aunado a más paquetes de ayuda fiscal que pudieran aprobarse durante la administración de Biden y un dólar débil, sin duda aumentarán las expectativas de inflación del mercado que actualmente ya rebasan el 2.0%.

En cuanto a información económica, la actividad residencial volvió a aumentar e incluso algunos indicadores del sector (principalmente las ventas de casas existentes) se ubican por encima de los niveles que se registraron antes de la crisis inmobiliaria de 2008. Si bien no se detectan elementos que por ahora permitan confirmar una burbuja, no se descartan ajustes importantes en la demanda y precios de casas si las tasas de interés de mediano y largo plazo aumentan más.

El índice nacional de precios de casas House Price Index creció 11.0% a tasa anual en noviembre. Por su parte, las ventas de casas nuevas crecieron 1.6% m/m en diciembre y se ubican ya en 842 mil unidades anualizadas.

En más datos, los nuevos pedidos de bienes durables que excluyen defensa y aviación (indicador adelantado de la inversión no residencial) sorprendieron al alza al crecer 0.7% a tasa mensual en diciembre. Por otra parte, el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan retrocedió ligeramente al pasar de 79.2 puntos en diciembre de 79.0 en enero. Finalmente, el ingreso personal de diciembre aumentó 0.6% m/m pero el consumo personal cayó 0.2% m/m en términos reales, lo que implica un incremento en la tasa de ahorro.

Es probable que la población en Estados Unidos sea más cautelosa con sus decisiones de consumo hasta no comprobar que recibirá más apoyos directos por parte del gobierno.

En México:

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 0.9% a tasa mensual en noviembre contra un incremento de 0.3% esperado por el consenso del mercado. Al interior del índice destacó el avance de la construcción, misma que ha sorprendido al alza recientemente, pero para la cual no se cuentan con perspectivas positivas en los siguientes meses. En particular, mientras el sector público y privado no concreten sus acuerdos de inversión es probable que la construcción vuelva a caer.

La actividad del sector terciario (comercio y servicios) posiblemente cayó en enero ante la extensión y el restablecimiento de semáforos rojos en más entidades del país. No sólo el comercio se vio afectado por restricciones a la movilidad. La actividad turística y restaurantera probablemente sufrió un nuevo golpe.

En más datos, la balanza comercial de México registró un histórico superávit de $34,476 millones de dólares en 2020. Las exportaciones cerraron con una tasa anual positiva de 11.5% en diciembre. No obstante, la tasa para todo el año fue (-)9.3%. El deterioro de las importaciones durante el año pasado fue aún más notorio (-)15.8%.

Para 2021 estimamos otro superávit de la balanza comercial, si bien más modesto que el registrado durante al año pasado debido a una paulatina reactivación de las importaciones.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publica el gasto en construcción de diciembre (0.8% m/m estimado), el ISM manufacturero (de 60.7 en diciembre a 59.9 puntos en enero), el ISM no manufacturero (de 57.2 a 56.8 puntos en dicho periodo), y el reporte de nómina no agrícola de enero (creación de 50 mil empleos anticipada por el consenso del mercado).
En particular, llamará mucho la atención el dato de empleo, pues en diciembre se registró una pérdida de 140 mil plazas. De confirmarse el pronóstico para el primer mes de 2021, la economía norteamericana habría recuperado menos del 60% de los empleos perdidos en lo que va de la pandemia.

En más datos, esta semana se publica el índice de costos laborales unitarios correspondiente al cuarto trimestre de 2020 (3.8% t/t). Este dato será importante ya que permitirá detectar si también se presenta presión inflacionaria por el lado de los salarios.

En Europa destacará el reporte preliminar del PIB del periodo octubre-diciembre de 2020. El consenso anticipa una caída de 1.7% a tasa trimestral después del crecimiento de 12.5% reportado para el periodo julio-septiembre. A diferencia de Estados Unidos, los países en Europa han endurecido las medidas para contener el avance del COVID-19 con implicaciones económicas importantes.

En México, esta semana se conocerán el saldo más reciente de las reservas internacionales del banco central, los índices IMEF manufacturero y no manufacturero de enero, así como la inversión fija bruta de noviembre. Para este último indicador estimamos una caída de 10.7% a tasa anual

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX