Reporte Semanal: Economía

La victoria de los demócratas en el Senado abre espacio para la aprobación de más estímulos fiscales en Estados Unidos. A pesar que las expectativas de inflación repuntan ante la posibilidad de observar un déficit público elevado y una política monetaria laxa, no esperamos que la inflación genere preocupación este año.

La inflación en México cerró 2020 en 3.15%. Durante la pandemia, la inflación general se ha visto presionada tanto al alza como a la baja por distorsiones de oferta y demanda, principalmente en la parte no subyacente. La inflación subyacente, que se mantiene persistentemente alta, cerró el año en 3.80%.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

En un país fuertemente polarizado, donde el sistema electoral y democrático fue atacado como nunca, los demócratas alcanzaron la mayoría en el Senado norteamericano gracias a la victoria del partido en las elecciones extraordinarias de Georgia.

Una de las tantas prioridades de la administración de Joseph Biden será el combate a la pandemia a través de la inyección de más recursos a la economía. Esto independientemente de que se promueva el uso de cubrebocas a nivel nacional, se acelere el proceso de vacunación o se implementen nuevas medidas de confinamiento.

Con el Congreso de su lado, Biden aprovechará el impulso de la ola azul para gastar más. Hay analistas que ya consideran la posibilidad de un tercer paquete de ayuda fiscal. Sin duda, prevalecerán los subsidios directos a las personas. Asimismo, vendrá más gasto en infraestructura, más subsidios para empresas e incluso, ahora sí, apoyos para estados y municipios. Esto en un entorno de medidas de relajamiento monetario que no ser revertirán en el corto plazo.

En el inter, las expectativas de inflación rompen su nivel más alto en dos años y el déficit se dirige hacia nuevos máximos históricos. Queda claro, y más con esta nueva administración, que la prioridad será rescatar a la economía lo más rápido posible. Por ahora la inflación no preocupa. Al menos no en 2021.

En Estados Unidos:

El ISM manufacturero sorprendió al alza al pasar de 57.5 a 60.7 puntos entre noviembre y diciembre. Destacó el comportamiento del subíndice de nuevos pedidos, mismo que se ubicó cerca de los 68 puntos. El repunte de este subíndice sugiere una fuerte reactivación de la demanda en el sector industrial. No descartamos que los indicadores de manufacturas mantengan una firme expansión, en parte por el impulso que brinda la economía de China.

El ISM no manufacturero también sorprendió positivamente al pasar de 58.0 puntos en noviembre a 59.4 puntos en diciembre (contra una lectura de 55.0 puntos esperada por el mercado). A pesar del desgaste del primer paquete de ayuda fiscal y la aceleración de casos de COVID, la actividad de servicios se mantuvo firme en el último mes del año. Por otra parte, las ventas de vehículos repuntaron al pasar de 15.55 a 16.30 millones de unidades anualizadas entre noviembre y diciembre.

Las cifras negativas de la semana fueron las de ADP y la nómina no agrícola. De acuerdo con la agencia ADP, el empleo del sector privado se contrajo 123 mil plazas en diciembre, contra un incremento de 80 mil esperado por el consenso de los analistas. Dos días después, el Departamento del Trabajo reportó una contracción de 140 mil plazas en la nómina no agrícola de diciembre, contrario al aumento de 70 mil plazas esperado por el consenso.

Con este resultado, la tasa de desempleo de Estados Unidos cerró 2020 en 6.7%. A la fecha, y a pesar de los fuertes estímulos fiscales y monetarios inyectados durante la crisis, únicamente se ha recuperado el 55% de los empleos perdidos durante la pandemia.

En México:

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEG), las ventas de vehículos ligeros durante 2020 se ubicaron en 105,315 unidades, cifra que representa una caída de 19% con respecto al nivel de ventas reportado para 2019 y su nivel más bajo en 10 años.

La pérdida de empleo y la falta de estímulos fiscales en México deterioraron no sólo las ventas al menudeo, pero también otros indicadores que sugieren un débil desempeño de la economía este año. En parte por ello, nuestro estimado para el crecimiento del PIB en 2021 se ubica en 3.5% después de una caída cercana a 9.0% en 2020.

La crisis del coronavirus no sólo afectó a los indicadores del sector real. El INEGI reportó también que la inflación anual medida a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor cerró 2020 en 3.15%. La inflación se vio afectada al alza por la interrupción en las cadenas de suministros durante el confinamiento, a la escasez de determinados productos, así como al aumento en la demanda de otros. Por otra parte, ésta se vio presionada a la baja por recortes en el precio de las gasolinas y los descuentos de un Buen Fin que duró once días.

Como sea, la inflación general cerró en 3.15% Si bien la cifra es positiva y prácticamente se ubica sobre el objetivo del banco central, la inflación subyacente anual fue en 3.80%, su nivel de cierre de año más alto desde 2017. Cabe destacar que, si bien esta inflación fue elevada, el comportamiento de los precios de mercancías (5.52%) y servicios (1.95%) fue muy distinto.

A pesar de una inflación subyacente persistentemente alta, es probable que la Junta de Gobierno de Banxico decida, por mayoría, bajar la tasa de interés de referencia en 25 puntos base en su próxima reunión de febrero. En las más recientes minutas de política monetaria quedó claro que los Subgobernadores Heath y Esquivel ven espacio para más bajas. Probablemente la Subgobernadora Borja, quien fue designada por la actual administración, percibirá lo mismo.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos se publicarán cifras de inflación. El consenso de analistas anticipa un avance de 0.2% m/m en el índice de precios al consumidor de diciembre. De confirmarse este resultado, la inflación anual pasaría de 1.2% a 1.3% (1.7% en la parte subyacente). Como lo mencionamos al inicio del documento, la inflación no será un factor de preocupación este año a pesar de aumentos en el déficit fiscal y las expectativas de inflación del mercado.

El miércoles se publicará el Beige Book de la Reserva Federal, documento que recaba la percepción de los gerentes de compras de los principales distritos manufactureros de Estados Unidos. Esta publicación será muy relevante más adelante para analizar el efecto de los nuevos apoyos fiscales que se implementarán durante la administración de Biden.

El viernes se publicarán datos de ventas al menudeo (0.0% m/m en las ventas totales, -0.1% en las que excluyen autos), así como cifras de producción industrial (0.5% m/m) y capacidad utilizada (73.5%). Se anticipa una lectura de 80 puntos en el índice de confianza del consumidor de enero que elabora la U. de Michigan (80.7 puntos cifra anterior).

En México, hoy se publicarán datos de producción industrial. Anticipamos una tasa anual positiva para la parte de manufacturas (1.2%) y una caída en la parte total (-1.3%). Por otra parte, estimamos una contracción del alrededor de 15% en la inversión fija bruta de octubre, así como una pérdida de 275 mil puestos de trabajo afiliados al IMSS durante diciembre. También se publicarán las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) del año.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX