Reporte Semanal: Economía

El segundo paquete de ayuda fiscal de Estados Unidos fue aprobado por un total de $900 mil millones de dólares. Ahora se discute si el apoyo directo será de $600 ó $2,000 dólares por persona. En China, algunos indicadores de actividad manufacturera y de servicios reforzaron la expectativa de un sólido ritmo de crecimiento al inicio de 2021.

En México, las reservas internacionales del banco central rebasaron los $195 mil millones de dólares y la balanza comercial volvió a mostrar un superávit. Por otra parte, es probable que el empleo haya caído nuevamente en diciembre.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

El segundo paquete de ayuda fiscal finalmente había sido aprobado por la Cámara de Senadores cuando el Presidente Trump autorizó un apoyo directo de $2,000 dólares por persona en lugar de los $600 dólares que incluía la propuesta original. La modificación se llevó a cabo en la Cámara de Representantes y está pendiente una nueva aprobación en el Senado.

El monto del apoyo directo definitivamente será crucial, pues la cifra final del paquete ($900 mil millones de dólares) permanece inalterada y un ajuste al cheque que recibirá la población beneficiaria no sólo impactará de forma distinta al consumo personal (variable que representa casi el 70% del PIB norteamericano). También lo hará sobre otros agentes económicos que recibirían menos recursos, entre ellos las empresas.

En este entorno, destaca cómo, entre finales de 2020 y principios de 2021, suman ya doce senadores (y probablemente el vicepresidente Pence) quienes, el día de la ratificación de Joe Biden en el Congreso, solicitarán una auditoría a las elecciones. Si bien el resultado de la elección difícilmente cambiará, esto retrasa nuevamente el proceso de transición. Mientras tanto, la pandemia, el principal obstáculo que enfrentó la economía en 2020, continuará avanzando hacia nuevos picos hasta que no haya un Gobierno que se concentre en el combate de ésta y refuerce el lento proceso de vacunación.

En el contexto global:

La información económica de Estados Unidos fue mixta. El índice de la encuesta manufacturera de Dallas retrocedió de 12.0 a 9.7 puntos entre noviembre y diciembre. En contraparte, el índice de la encuesta Chicago PMI avanzó de 58.2 a 59.5 puntos en el periodo.

En el sector residencial, las ventas pendientes de vivienda cayeron 2.6% a tasa mensual en noviembre, contrario al aumento de 0.2% esperado por el consenso del mercado. Por su parte, el índice de precios de casas de S&P/CS registró un crecimiento de 1.3% mensual (7.9% a tasa anual) en octubre.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo sorprendieron a la baja al ubicarse en 787 mil unidades (contra una expectativa de 833 mil solicitudes). Las solicitudes continuas cayeron nuevamente para ubicarse en 5.219 millones.

En China destacaron las lecturas de los PMI manufacturero y no manufacturero de diciembre. A pesar de registrar una caída respecto a noviembre, ambos índices se mantienen en niveles consistentes con un sólido ritmo de expansión (51.9 puntos manufacturas, 55.7 puntos servicios). Los indicadores más recientes de la economía asiática sugieren que ésta podría mostrar un firme crecimiento al inicio de 2021. De hecho, el PIB de China podría crecer hasta 8.0% este año de acuerdo con cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En México:

La semana pasada se reportó un saldo de $195,479 millones de dólares en las reservas internacionales de Banco de México, su nivel más alto desde diciembre de 2015. Este acervo del banco central, así como los continuos superávits de la balanza comercial y la firme entrada de remesas a pesar de la crisis económica, representan importantes pilares para el peso mexicano.

La apreciación del tipo de cambio, que también se ha visto favorecido por el tema de la vacuna y un mayor apetito por riesgo entre los inversionistas, demuestra que el peso aún es una divisa fuerte. No obstante, es importante destacar que los remanentes de operación que Banco de México transferirá al Gobierno no serán tan elevados, pues la depreciación de la paridad cambiaria apenas fue de 5.5% cuando en los momentos más graves de la pandemia llegó a ser hasta de 30%.

En más información, de acuerdo con declaraciones del Presidente de México, la economía probablemente registró una pérdida de 277 mil puestos de trabajo afiliados al IMSS en diciembre. Si bien esto responde parcialmente a una estrategia fiscal por parte de algunos empleadores, es un hecho que la baja reactivación económica y la falta de estímulos fiscales para las empresas generaron una pérdida de empleos considerablemente mayor a la registrada en otras crisis.

¿Qué esperar en los próximos días?

Esta semana destaca el dato de nómina no agrícola de diciembre. El consenso del mercado anticipa una creación de 50 mil plazas, la cifra más baja desde que inició la recuperación. De confirmarse este pronóstico, la economía norteamericana habría recobrado alrededor del 56% de los empleos perdidos en los meses más severos de la pandemia.

La recuperación el mercado laboral norteamericano recibirá un impulso adicional del segundo paquete de ayuda fiscal que fue aprobado en diciembre; no obstante, eso no implica que la recuperación del empleo vaya a ser rápida.

Esta semana también destacan los índices ISM manufacturero (de 57.5 a 56.6 puntos) y no manufacturero (de 55.9 a 54.9 puntos) de diciembre. Como lo hemos mencionado antes, la reactivación de China ha brindado un impulso importante a la economía de Estados Unidos. Este miércoles se publicarán las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

En México se conocerá la inflación de diciembre. De confirmarse nuestro estimado (0.39% mensual), la tasa anual se ubicaría en 3.16% (contra 3.33% en noviembre). Para la parte subyacente estimamos una inflación de 0.54% mensual debido a un ajuste en los precios de las mercancías una vez que concluyeron los descuentos de El Buen Fin. La inflación anual subyacente podría cerrar en 3.80% de acuerdo con nuestros cálculos.

La posibilidad de observar una inflación controlada ante condiciones de holgura en la economía sugiere que Banxico, quien estrena a una nueva integrante a partir del 1° de enero de este año, podría volver a bajar la tasa en su próxima reunión de política monetaria. Esta semana se publican las minutas de la más reciente reunión en la cual 3 miembros votaron por mantener la tasa y 2 por reducirla en 25 puntos base.

La Junta de Gobierno del instituto central se reunirá en los meses de febrero, marzo, mayo, junio, agosto, septiembre, noviembre y diciembre de 2021. El nivel actual de la tasa de interés de referencia se ubica en 4.25%.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX