Reporte Semanal: Economía

El débil reporte de nómina no agrícola de noviembre reforzó la expectativa de más estímulos fiscales en Estados Unidos. Si bien el segundo paquete podría ser menor al aprobado a inicios de la pandemia ($2 billones de dólares), no se descartan más programas de ayuda durante la presidencia de Joe Biden.

El Gobierno de México recibió $2,500 millones de dólares por concepto de coberturas petroleras en 2020. Lo anterior, más un remanente de operación que probablemente Banxico transferirá al Gobierno a inicios del próximo año, restan presión sobre las finanzas públicas del país. La semana pasada, S&P ratificó la calificación de México dos niveles por encima del grado de inversión.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email

La semana pasada:

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó los resultados de la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE), segunda edición, con información recabada entre el 1° de septiembre y el 16 de octubre de 2020.

Se reportó que, de una muestra de 1,873,564 empresas, el 86.6% tuvieron alguna afectación a causa de la pandemia, porcentaje menor al reportado en la primera edición de esta encuesta (93.2%). A pesar de la reapertura y de la ausencia de medidas estrictas dirigidas a contener la propagación del virus, un gran porcentaje de las empresas en México continúan afectadas por el tema del COVID.

La principal afectación reportada por las empresas de la muestra fue una caída en el ingreso (79.2%), seguida de una caída en la demanda y finalmente la escasez de insumos y/o productos (factor que generó presiones inflacionarias a inicios de la pandemia).

Destacó que sólo el 5.9% de las empresas encuestadas recibió algún tipo de apoyo en agosto. La falta de estímulos fiscales, más la pausa del estímulo monetario, sin duda son factores que refuerzan la expectativa de una lenta recuperación económica del país. Probablemente de las más lentas a nivel global.

En Estados Unidos:

La Reserva Federal dio a conocer una nueva edición del Beige Book. Se reportó que muchos empleadores enfrentan problemas para atraer o retener trabajadores. El informe mencionó que el acelerado rebrote de COVID (principalmente en las zonas del medio oeste de Estados Unidos) ha generado un mayor temor al contagio, el cierre de escuelas, así como una mayor necesidad de cuidar a familiares en casa. Si a lo anterior se suma el cierre de negocios y plantas por el tema del rebrote, es claro que el mercado laboral norteamericano vuelve a enfrentar problemas de oferta y demanda a causa de la pandemia.

El Beige Book reveló que la actividad comienza a caer en algunos distritos manufactureros. Al cierre de la semana pasada, se reportaron algunos avances en las negociaciones de un segundo paquete de ayuda fiscal, probablemente por $908 mil millones de dólares. Los demócratas accedieron a disminuir el monto de ayuda mientras se define la mayoría en el Senado norteamericano. No se descartan más paquetes de rescate durante la presidencia de Joe Biden si la situación lo amerita.

En cuanto a datos económicos, la nómina no agrícola de Estados Unidos registró un avance de 245 mil plazas en noviembre, cifra considerablemente inferior a la de 600 mil esperada por el consenso del mercado. Si bien la creación de nóminas privadas fue de 344 mil plazas (principalmente en servicios), el gobierno norteamericano recortó 99 mil empleos durante el mes.

La tasa de desempleo descendió de 6.9% a 6.7%, cifra que se ubica considerablemente por encima de los niveles pre-pandemia. (3.5%). De mayo a la fecha, sólo se han recuperado el 55% de los más de 22 millones de empleos que se perdieron en marzo y abril.

En más datos, el índice de la encuesta manufacturera de Chicago registró una contracción en noviembre (de 61.1 a 58.2 puntos). El índice manufacturero de Dallas también cayó (de 19.8 en octubre a 12.0 puntos en noviembre). Los  ISM manufacturero y de servicios cayeron en el onceavo mes del año para ubicarse en 57.5 y 58.0 puntos, respectivamente. Finalmente, las ventas pendientes de vivienda retrocedieron 1.1% a tasa mensual en octubre (-2.0% en septiembre).

Cada vez queda más claro que la falta de acuerdos sobre un segundo paquete de estímulos fiscales comienza a afectar el desempeño de los principales indicadores de actividad de Estados Unidos.

En México:

La semana pasada destacaron tres eventos relevantes:

El primero fue el anuncio de más proyectos de infraestructura entre el sector público y privado que, junto con los anunciados hace un par de meses, ascienden ya a 68 proyectos en los sectores de comunicaciones y transportes, energía, agua y medio ambiente. Si bien el monto total de los proyectos asciende a $525 mil millones de pesos (alrededor de 2.3% del PIB), sólo 10 de éstos se encuentren en ejecución. De nuevo, los indicadores económicos no reflejarán los beneficios de esta estrategia mientras la mayoría de los proyectos se queden en papel.

El segundo evento fue el cobro de $2,500 millones de dólares por concepto de coberturas petroleras que contrató México para 2020. Esta cifra, cuyo detalle no se conoce bien, fue tema de debate hace unos meses debido a que la Secretaría de Hacienda nunca reveló qué porcentaje de barriles de petróleo quedarían cubiertos con este contrato. Como sea, este flujo es positivo y compensa la diferencia entre el precio del petróleo presupuestado y el observado. Este monto, más el remanente de operación que Banco de México transferiría el Gobierno el próximo año, son recursos que restan presión a las finanzas públicas.

El tercer evento fue la ratificación de la calificación de deuda soberana de México por parte de S&P (BBB con perspectiva negativa, dos niveles por encima de grado de inversión). Lo anterior, así como la ratificación por parte de Fitch dada a conocer a mediados de noviembre (BBB- con perspectiva estable, un nivel por encima de grado de inversión), restan presión para el país. No anticipamos una reducción en al rating para México durante los próximos 12-18 meses y menos si la recuperación en 2021 podría ser mayor a la anticipada inicialmente.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publica el crédito al consumo de octubre. El consenso del mercado anticipa un aumento de $17.5 mil millones de dólares en el periodo. También se conocerán datos de inflación. Se estima un aumento de 0.1% a tasa mensual en el índice de precios al consumidor de noviembre con lo cual la tasa anual se ubicaría en 1.1%. Destaca que la inflación subyacente anual podría repuntar de 1.5% a 1.6%.

A pesar de la expectativa de un crecimiento económico moderado, las expectativas de inflación del mercado (medidas como el diferencial entre las tasas de interés real y nominal del bono a 10 años) han repuntado recientemente.

Esta semana se conocerá el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan. Es probable que se reporte una caída de este indicador en diciembre (de 76.9 a 76.0 puntos).

En México se conocerá la inflación de noviembre. Este dato sorprendió a la baja en la primera quincena del mes debido a un bajo incremento en tarifas eléctricas, así como la extensión de El Buen Fin (del 9 al 20 de noviembre). Estimamos tasas de inflación mensuales de 0.21% en la parte general y (-)0.04% en la subyacente. La tasa anual de inflación podría ubicarse por debajo de 3.50% (4.09% en octubre). A pesar de este buen dato, no anticipamos movimientos por parte de Banxico en su última reunión de política monetaria del año (17 de diciembre).

En más datos, esta semana se publican la inversión fija bruta de septiembre (-12.0% a tasa anual estimado INVEX) y la producción industrial de octubre (0.4% m/m y -6.3% a/a estimados INVEX).

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX
Ricardo Aguilar Abe on Email