Los mismos factores en el 2021

La gravedad de la expansión de contagios tiene que ver con la saturación de servicios de salud. Mientras estos no se enfrenten a una tasa de incremento razonable de acuerdo a su capacidad, permanecerán las restricciones y el uso intensivo de pruebas.

Pensando en el abordaje del 2021, después de un año tan especial como ha sido el 2020 para quienes analizamos el rumbo de la economía y los mercados, una primera reflexión se centra en preguntarnos si hablaremos de los mismos factores determinantes de este año o habrá efectivamente un cambio de narrativa durante los meses que vienen. La respuesta parece ser que seguiremos hablando de lo mismo, algo no muy agradable para quienes queremos comentar de distintas cosas cada semana.

El principal factor seguirá siendo la evolución de la pandemia en una buena parte del 2021. En efecto, ya se empezó con la aplicación de la vacuna de Pfizer / BioNTech y es probable que esta misma semana quede aprobada la vacuna de Moderna. Al parecer la efectividad de la vacuna es alta para generar inmunidad contra el Covid-19; sin embargo, los retos de distribución son enormes y la tercera ola ha sido implacable con los servicios de salud y en especial contra el concepto de la inmunidad de rebaño.

En estos momentos las cifras son muy duras. El virus tuvo un resurgimiento muy crudo en este invierno. Las tasas de contagio, hospitalización y decesos crecieron en muchos lugares más allá de los máximos observados entre marzo y abril.

En Europa se reactivaron fuertes restricciones; todavía en días recientes varios países en Europa han impuesto limitantes a la población: Los pubs y restaurantes en Londres cerrarían a partir de esta semana; en Holanda se clausuraron gimnasios, salas de cine, las escuelas y las tiendas de bienes no esenciales; en Alemania se prohibieron todo tipo de festividades públicas con motivo de la navidad. Claramente las autoridades no están satisfechas con los resultados.

De nuevo, la gravedad de la expansión de contagios tiene que ver con la saturación de servicios de salud. Mientras estos no se enfrenten a una tasa de incremento razonable de acuerdo a su capacidad, permanecerán las restricciones y el uso intensivo de pruebas.

Por otro lado, la idea de la inmunidad de rebaño, parece perder relevancia. La tercera ola de contagios ha sido cruel, en especial en aquellos lugares en donde no se hizo nada para confinar a la población. En Suecia, el número absoluto de contagios en las últimas dos semanas es mayor que en Alemania o Francia.

La idea de que la propagación inicial del virus crearía suficiente inmunidad en el resto de la población no parece ser ya popular. Es muy necesario entonces que la vacuna tenga la efectividad que todos esperamos.

Lamentablemente sabemos dos cosas con certeza: Uno, que los meses inmediatos el tema puede seguir resultando grave y seguirá afectando el desempeño de las economías. La efectividad de la vacuna no evitará que el ritmo de contagio y mortalidad descienda rápido, en especial en lugares como Estados Unidos en donde las restricciones en muchas zonas siguen siendo muy ligeras. Es muy probable que al inicio de su administración el Presidente electo Biden endurezca las medidas a nivel federal tanto de sana distancia, uso de cubre bocas y aislamiento.

Debido a lo anterior la segunda cosa que sabemos es que los indicadores económicos del cierre del año y del inicio del próximo no van a ser necesariamente positivos. Ya lo vimos con las cifras de creación de empleos de noviembre o con las ventas comerciales del mismo mes en donde se experimentó una caída.

Dado lo anterior, es explicable la persistencia e incremento de los estímulos, tanto monetarios (ayer vimos a la Reserva Federal y la semana pasada al Banco Central Europeo aumentar los montos de recompras de bonos para el futuro previsible), como fiscales (sigue especulándose sobre un paquete fiscal de ayuda en Estados Unidos antes del cierre del año y otro más al inicio de la nueva administración).

Con el razonamiento anterior, ya puede intuir la dirección de los mercados y la postura de los inversionistas globales en los siguientes meses; algo de lo que hablaremos más a fondo la próxima semana.

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Los-mismos-factores-en-el-2021-20201216-0124.html

Rodolfo Campuzano
Director General de INVEX Operadora | INVEX Banco