Reporte Semanal: Economía

El cierre del año podría complicarse para la economía de Estados Unidos ante el vencimiento de algunos programas de ayuda del Tesoro y la Reserva Federal, así como medidas más drásticas que permitan contener el avance del COVID en algunos estados.

Esta semana se publica información económica en México que probablemente confirmará un ritmo de recuperación muy pausado.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

El Secretario del Tesoro norteamericano solicitó a la Reserva Federal (FED) la devolución de aproximadamente $450 mil millones de dólares (mdd) de fondos que a la fecha no han sido asignados a los distintos programas de emergencia por la pandemia.

Estos fondos, mismos que podrían utilizarse hasta 31 de diciembre en caso de no ser retirados, generarían distorsiones el sector empresarial y nuevamente afectarían a variables como la inversión y el empleo. Si a lo anterior se agrega la falta de un acuerdo sobre un paquete de estímulo fiscal, la economía norteamericana podría enfrentar un escenario complicado al término del cuarto trimestre del año e iniciar 2021 con fuertes obstáculos.

Adicionalmente, el equipo del presidente electo Joe Biden encuentra dificultades para llevar a cabo una transición ordenada. La falta de fondos para operar esta transición (mismos que se encuentran retenidos por la actual administración) responde a la negativa del presidente Trump de aceptar una derrota. Por el contrario, Trump continúa inmerso en una batalla legal para desacreditar el resultado de las elecciones.

En tanto temas de corte político comienzan a afectar a la economía, tanto por la devolución de fondos que el Tesoro exige a la FED y la falta de un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayuda discal, las variables económicas confirman el desgaste de un primer programa de apoyos que, a pesar de incrementar el déficit público hacia niveles cercanos al 15% del PIB, no han logrado contrarrestar el impacto negativo de la pandemia.

Y eso sin contar el impacto de nuevos confinamientos en algunos estados de la Unión Americana para tratar de desacelerar la ola de contagios más grave desde que inició la pandemia.

En Estados Unidos:

Uno de los indicadores que comienza a registrar la ausencia de impulsos adicionales a la economía son las solicitudes iniciales del seguro de desempleo. De acuerdo con el Departamento del Trabajo, las solicitudes aumentaron de 711 mil a 742 mil unidades (contra una cifra de 700 mil anticipada por el consenso del mercado). Es probable que la creación de empleos de noviembre y diciembre sea moderada, sobre todo si la FED efectivamente entrega los recursos que aún no se ejercen en los programas dirigidos a combatir la crisis.

Al igual que las solicitudes, el comportamiento de las ventas al menudeo de octubre fue poco alentador. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas de Estados Unidos (U.S. Census Bureau), las ventas al por menor crecieron 0.3% respecto a septiembre pasado, cifra menor a la esperada por los analistas (0.5%) y la más baja desde que inició la recuperación. Es probable que el gasto en consumo privado (variable que representa el 70% del PIB norteamericano) crezca tasas bajas mientras el Gobierno no realice una nueva inyección de recursos a las familias.

La producción industrial creció 1.1% a tasa mensual en octubre, impulsada principalmente por el avance registrado en las manufacturas (1.0% m/m). A pesar de los aumentos recientes, la producción se mantiene 5.3% por debajo del nivel observado hace un año. La capacidad utilizada de la industrial se ubicó en 72.8%, una cifra que todavía es baja. Adicional a este dato, los índices de actividad manufacturera de Nueva York y Philadelphia registraron caídas en noviembre.

Los datos de actividad residencial mostraron un comportamiento mixto. Las ventas de casas existentes crecieron 4.3% a tasa mensual en octubre. Los inicios de construcción de casas mostraron un sólido aumento de 4.9% con respecto a septiembre para ubicarse en 1.53 millones de unidades anualizadas. En contraparte, los permisos de construcción se mantuvieron estancados en el mes (0.0% m/m).

En México:

El saldo más reciente de las reservas internacionales de Banco de México (13 de noviembre de 2020) se ubicó en $194,360 mdd. Si a eso se la agrega la línea de crédito flexible que el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgó a México hasta 2021, el país cuenta con alrededor de $255,000 mdd para respaldar al peso mexicano.

De acuerdo con los artículos 18, 19 y 20 de la Ley de Banco de México que fue promulgada en diciembre de 1993, Banxico “contará con una reserva de activos internacionales, que tendrá por objeto coadyuvar a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional mediante la compensación de desequilibrios entre los ingresos y egresos de divisas del país.” Dicha reserva se constituirá por “divisas y oro, propiedad del Banco Central, que se hallen libre de todo gravamen y cuya disponibilidad no esté sujeta a restricción alguna”; el saldo a favor de México en el FMI, entre otros recursos que especifica la ley.

Sobre todo, el ordenamiento establece claramente que las divisas a las que se hace referencia consisten además de billetes y monedas extranjeros, derechos especiales de giro del FMI y créditos a cargo de bancos centrales con un plazo menor a seis meses, de “depósitos, títulos, valores y demás obligaciones pagaderos fuera del territorio nacional, considerados de primer orden en los mercados internacionales, denominados en moneda extranjera y a cargo de gobiernos de países distintos de México, de organismos financieros internacionales o de entidades del exterior, siempre que sean exigibles a plazo no mayor de seis meses o de amplia liquidez.”

Con estos últimos puntos, queda claro que Banxico no puede aceptar instrumentos financieros de alto riesgo o baja liquidez para incluirlos en su reserva internacional. Sean de empresas privadas o paraestatales.

Parte de la solidez de la reserva internacional del Banco Central proviene de las características de los valores que la componen. Introducir instrumentos financieros que no estén estipulados en la ley (entre ellos los bonos de Petróleos Mexicanos) podrían poner en riesgo la estabilidad de nuestra moneda.

¿Qué esperar en los próximos días?

La información económica de esta semana en México, Estados Unidos y Europa será numerosa e importante. Debido a la celebración del Día de Acción de Gracias, todos los indicadores norteamericanos de esta semana se publicarán entre el lunes y el miércoles.

En cuanto a información de Estados Unidos, este lunes se publican los índices PMI manufacturero y no manufacturero de noviembre. El consenso del mercado anticipa una caída en ambos índices ante el desgaste del primer paquete de ayuda fiscal. También se anticipa un retroceso en el índice de confianza del consumidor del Conference Board (de 100.9 a 99.3 puntos), un crecimiento moderado en los nuevos pedidos de bienes durables de octubre (1.0% m/m vs. 1.9% m/m en septiembre), así como un freno en el ingreso personal y el gasto en consumo de octubre.

En particular, el dato de ingreso y consumo personal será importante porque permitirá dimensionar el freno que probablemente registró la economía norteamericana el inicio del cuarto trimestre del año. En Europa, se espera que los índices de actividad caigan ante las medidas implementadas en varias ciudades para contener el avance del coronavirus. Para los estimados puntuales en los datos que publicarán para ambas regiones favor de consultar la agenda semanal.

En México se conocerán datos de desempleo de octubre (5.0% estimado INVEX), IGAE de septiembre (0.6% m/m estimado), balanza de pagos del periodo julio-septiembre, balanza comercial de octubre ($3,350 mdd estimado) así como el detalle del PIB del tercer trimestre (12.0% t/t estimado, -8.6% a/a).

En particular, se analizarán cuáles fueron los rubros del PIB que mostraron la mayor recuperación (como la industria y algunos servicios), así como aquéllos que se mantienen deprimidos (en particular la construcción).

Este martes se publica la inflación de la primera quincena de noviembre. Estimamos un incremento de 0.53% q/q para la parte total y 0.02% para la subyacente. La inflación general se vería presionada al alza por otro incremento en las tarifas eléctricas que se registra en la temporada de frío. La inflación subyacente podría ser presionada a la baja por los descuentos de El Buen Fin que este año duró del 9 al 20 de noviembre para apoyar a los negocios afectados por la pandemia.

La tasa anual descendería de 4.09% a 3.93% de acuerdo con nuestros cálculos, ya en el intervalo de inflación objetivo de Banco de México. A pesar de este resultado, consideramos que Banxico no moverá su tasa en la reunión de diciembre y probablemente tampoco lo haga en el transcurso de 2021.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX