Reporte Semanal: Economía

Como era de esperarse, la falta de nuevos estímulos fiscales comienza a apagar el proceso de reactivación económica en Estados Unidos. De acuerdo con cifras del Departamento del Trabajo, apenas se han recuperado 9 de los más de 22 millones de empleos perdidos durante la contingencia. El empleo podría volver a caer de forma importante si un nuevo paquete de estímulos fiscales no se aprueba pronto.

En México, los datos de inversión de mayo confirmaron la peor caída en esta variable desde la recesión de 1995. El componente de inversión en equipo de transporte ha sufrido el mayor deterioro. No sólo la transportación de pasajeros se vio severamente afectada por la emergencia sanitaria. También la demanda por automóviles se desplomó y ésta apenas comienza a recuperarse.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

Aún no se concretan las negociaciones del segundo paquete de estímulos fiscales en Estados Unidos y las consecuencias podrían ser graves si éste no se aprueba pronto. Antier sábado, en medio de un continuo debate en el Congreso, el presidente Trump firmó una orden ejecutiva que decreta nuevos estímulos para la economía; no obstante, el alcance legal de esta orden todavía está en duda, pues los congresistas son los que controlan el presupuesto.

La aprobación de un nuevo paquete acordado entre demócratas y republicanos es prácticamente un hecho. La importancia de este paquete radica en la asignación de recursos que se hará hacia los distintos sectores de la economía norteamericana; entre ellos el laboral (con la posible extensión de los beneficios por desempleo), el industrial-empresarial (con posibles subsidios), patronal (exención de impuestos sobre nómina) y otros.

La Reserva Federal continúa con una política monetaria expansiva en espera de más estímulos en la parte fiscal. El costo de todos estos estímulos (incremento de la deuda como proporción del PIB e inflación) por ahora siguen sin entrar en la ecuación.

En Estados Unidos y Europa:

El dato más relevante de la semana fue el de nómina no agrícola. En julio se crearon 1.76 millones de empleos, casi 300 mil más de los esperados por el consenso de analistas. La cifra revisada de junio se ubicó en +4.8 millones de plazas. Con los últimos resultados, la destrucción neta de empleos en Estados Unidos desde que inició la emergencia sanitaria en marzo se ubica en (-)12 millones 881 mil. La tasa de desempleo pasó de 11.1% a 10.2%. El no aprobar un paquete fiscal pronto podría implicar un nuevo deterioro del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo se ubicaron en 1.186 millones de unidades, la cifra más baja desde que inició la pandemia. A pesar del dato, es importante recalcar que las solicitudes se mantienen por encima del millón de unidades debido al programa de asistencia especial por la pandemia (Pandemic Unemployment Assistance Program) a través del cual, en muchos casos, los beneficiarios reciben más en beneficios por desempleo que en salario.

En más información económica, los índices de percepción de la actividad volvieron a aumentar en julio. El ISM manufacturero pasó de 52.6 a 54.2 puntos, cifra mayor a la esperada por el consenso del mercado (53.6 puntos). Al interior del índice se observaron comportamientos mixtos, destacando el fuerte repunte del componente de nuevos pedidos (de 56.4 a 61.5 puntos) y el aún débil nivel del componente de empleo (de 42.1 a 44.3 puntos).

El ISM de servicios pasó de 57.1 a 58.1 entre junio y julio, contrario a la caída anticipada por el consenso. El sector de servicios ha reaccionado a los estímulos fiscales y monetarios más rápido que el sector industrial, hecho que también se refleja en la mayor proporción de empleos creados en el primero.

En más datos, el gasto en construcción de junio sorprendió a la baja (-0.7% m/m vs. 1.0% esperado por el mercado). Por otra parte, las ventas de vehículos se ubicaron en 14.52 millones de unidades anualizadas en julio (13.05 millones cifra previa). Por último, los nuevos pedidos de la industria crecieron 6.2% a tasa mensual en junio, cifra mayor a la de 5.0% m/m anticipada por el consenso, mientras que los inventarios al mayoreo cayeron (-)1.4% m/m en junio, señal de cierta reactivación en la demanda de mayoristas.

En Europa, la inflación al productor se ubicó en 0.7% mensual en junio, disipando aún más los riesgos de una deflación que pudiera afectar el consumo en la región. Por otra parte, las ventas al menudeo crecieron 5.7% m/m en junio después del sólido aumento de 20.3% registrado en mayo.

En México:

La información económica en México fue negativa. Los índices de percepción de la actividad IMEF para manufacturas y servicios se mantuvieron por debajo de los 50 puntos, lo cual sugiere que ambos sectores no logran salir de la recesión a pesar de la reapertura económica. El índice de indicadores líderes también se mantuvo en terreno negativo (-0.04 puntos en junio).

La inversión fija bruta registró una contracción de (-)39.7% a tasa anual, cifra similar a la estimada por INVEX. Al interior de las cifras, destacaron las fuertes contracciones en la demanda por equipo de transporte tanto nacional como importado. La parálisis que registró la transportación área y terrestre de pasajeros definitivamente afectó las decisiones de inversión de las empresas de este ramo. Hacia adelante esperamos que la inversión en capital continúe debilitada ante la mala situación que se espera para la economía durante los siguientes meses.

La producción y exportación de vehículos se recuperó en julio. A pesar de lo anterior, los niveles registrados actualmente (294 mil y 256 mil unidades, respectivamente) se ubican significativamente por debajo de los observados antes de la contingencia. De hecho, es probable que a pesar de la reactivación de la demanda, los niveles de producción podrían mantenerse deprimidos por varios meses.

La inflación al consumidor de julio se ubicó en 0.66% mensual, con lo cual la tasa anual pasó de 3.33% a 3.62%. Como se reportó en la primera quincena del mes pasado, la mayor presión sobre la inflación provino de los componentes de precios de mercancías (tanto alimenticias como no alimenticias) y gasolina. A pesar del reciente repunte de la inflación anual, anticipamos que ésta se mantendrá dentro del intervalo objetivo de Banco de México.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos es posible observar esta misma semana un acuerdo con relación al paquete de ayuda fiscal. De nuevo, se reitera la importancia de conocer los detalles del paquete y, principalmente, cómo y hacia dónde se van a distribuir los recursos.

En cuanto a datos económicos, esta semana se publican datos de inflación en Estados Unidos (al consumidor, al productor y de importaciones). En general, se esperan ligeros avances tanto en la parte general como en la subyacente, dejando atrás los temores asociados a una deflación que pudiera afectar al consumo.

En más información, esta semana se conocerán las ventas al menudeo de julio para las cuales se anticipa un aumento de 1.8% m/m después de haber crecido 7.5% m/m en junio. De nueva cuenta, en variables como las ventas comienza a notarse el menor impulso brindado por estímulos fiscales cuya primera ronda venció el 31 de julio.

También se publicarán datos de producción industrial (3.0% m/m en julio) y confianza del consumidor de agosto. Para este último índice, el consenso del mercado anticipa una ligera caída (de 72.5 a 71.9 puntos).

En cuanto a México, esta semana destacan la producción industrial de junio (-11.8% estimado INVEX) y la decisión de política monetaria de Banco de México. Anticipamos una reducción de 50 puntos base en la tasa de interés de referencia con lo cual ésta se ubicaría en 4.50%. Después de este movimiento, es probable que Banxico decida implementar una pausa en su ciclo de relajamiento monetario. El estímulo por parte del banco central no beneficiará a la economía sin un estímulo fiscal que lo complemente. Asimismo, más reducciones en la tasa de interés de referencia podrían generar una salida de capitales y otra devaluación del tipo de cambio del peso frente al dólar.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX