Reporte Semanal: Economía

Los indicadores oportunos de Estados Unidos sugieren que la etapa más fuerte de la crisis probablemente quedó atrás. Por otra parte, cabe resaltar que la recuperación en este país podría ser muy pausada (sobre todo en la industria) y los riesgos han aumentado ante una segunda ola de contagios que se acelera en algunos estados.

Los datos en México sorprendieron a la baja y no hay ningún elemento que permita anticipar un cambio de tendencia en los próximos meses.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

Banco de México publicó las minutas de su más reciente reunión de política monetaria. La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno consideraron una segunda ola de contagios como uno de los riesgos más relevantes para el crecimiento en las economías avanzadas. También destacaron riesgos como un insuficiente apoyo fiscal, así como un retiro anticipado de éste.

Para las economías emergentes los riesgos son aún mayores. De acuerdo con un integrante de la Junta de Banxico, América Latina se ha convertido en el epicentro de la crisis debido a que “el alto grado de informalidad y pobreza dificultan el cumplimiento de medidas de aislamiento”. A eso habría que agregarle un manejo deficiente de la emergencia sanitaria en varios países de la región.

En cuanto a México, los funcionarios del banco central destacaron que la pérdida de empleos alcanzó la cifra de 12.5 millones en abril. Alrededor de 10 millones de estos empleos eran informales con ingresos iguales o menores a dos salarios mínimos. De acuerdo con información del banco central, los retiros por desempleo que registran las AFORES se ubican en máximos históricos.

En Estados Unidos:

Uno de los principales indicadores dados a conocer la semana pasada fue el ISM de servicios. Este índice que mide la percepción de los gerentes del sector pasó de 45.4 puntos en mayo a 57.1 puntos en junio (50.2 puntos esperado por el mercado). Tal como lo sugería la cifra de nómina no agrícola publicada a principios de este mes, los servicios han registrado una recuperación considerablemente más rápida que la industria.

En más datos, el crédito al consumidor registró una fuerte caída de (-)$18 mil millones de dólares (mmd) en mayo. Es probable que la contracción en esta variable (misma que en abril fue de -$68 mmd) responda a un menor nivel de gasto de las familias, la expectativa de menores ingresos futuros, así como la menor necesidad de crédito en un entorno donde los estímulos fiscales y por desempleo podrían continuar por más tiempo.

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo se ubicaron en 1.314 millones de unidades en la semana que concluyó el 4 de julio. Las solicitudes continúan a la baja, pero se mantienen en niveles históricamente elevados.

Finalmente, los inventarios al mayoreo cayeron (-)1.2% a tasa mensual en mayo, lo cual sugiere cierta reactivación en la demanda de los mayoristas. En cuanto a datos de inflación, el índice de precios al productor registró una caída de (-)0.2% m/m en junio, contrario al aumento de 0.4% esperado por el mercado. La tasa anual se ubicó en (-)0.8% (0.1% en la parte subyacente). A pesar de estos resultados no se anticipa un escenario de deflación en Estados Unidos, menos si el gobierno y la Reserva Federal continúan inyectando estímulos fiscales y monetarios a la economía.

En México:

Los indicadores económicos publicados para México sorprendieron negativamente.

La inversión fija bruta cayó (-)36.9% a tasa anual en abril (-25.8% a/a y -27.8% a/a estimados INVEX y consenso del mercado, respectivamente). Al interior del índice, destacó el desplome de la inversión en equipo de transporte nacional (-63.2% anual). Por su parte, la construcción registró la caída más fuerte desde la recesión de 1995.

No se anticipa que la inversión vaya a registrar un cambio de tendencia en el mediano plazo, ni siquiera con la entrada en vigor del Tratado México – Estados Unidos – Canadá. Las empresas probablemente han puesto en pausa en planes de inversión en un entorno donde más bien buscan sobrevivir.

La producción industrial de mayo (-30.7% a/a) también se ubicó por debajo de lo estimado por INVEX (-21.4% a/a) y por el consenso de analistas (-27.0% a/a). Como era de esperarse, la tasa mensual no fue tan baja (-1.8%) como la observada en abril (-25.2%). Si bien la actividad podría reactivarse paulatinamente ante la reapertura de la industria en México y Estados Unidos (principalmente manufacturas y construcción), es probable que los niveles de producción se mantengan muy por debajo de lo observado el año anterior. Hay que recordar que estimamos una muy lenta recuperación de la economía durante los siguientes meses.

Finalmente, la inflación también sorprendió al alza (0.55% m/m en junio vs. 0.38% y 0.44% estimados INVEX y consenso del mercado). De nueva cuenta, los precios de las mercancías no alimenticias probablemente repuntaron de forma importante (0.86% m/m) ante continuas distorsiones generadas por la contingencia sanitaria que han afectado las cadenas de suministros y transportación de productos.

Considerando que las distorsiones sobre los precios que genera la epidemia de COVID-19 podrían continuar, nuestra proyección para la inflación anual de 2020 aumentó a 3.63% para la parte total y a 3.74% para la parte subyacente (3.38% y 3.60% estimados anteriores, respectivamente).

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, esta semana se publica la inflación al consumidor de junio (0.6% m/m y 0.6% a/a estimados). De confirmarse, este repunte respondería más a un aumento en los precios de alimentos y energía, pues el estimado para la inflación subyacente se ubica en 0.1% m/m. También se conocerá el índice de precios de importaciones de junio (1.0% m/m ante una reciente devaluación de dólar).

En cuanto a datos de la industria, se anticipa un aumento de 6.2 puntos en el índice de la encuesta manufacturera de Nueva York de julio, con lo cual éste saldría de terreno negativo. Por otra parte, se estima una variación de 4.6% en el índice de producción industrial de junio, mismo que en mayo registró un crecimiento muy modesto (1.4%). Se estima que la capacidad utilizada de la industria pase de 64.8% a 68.1%. A diferencia de otros sectores, la industria norteamericana ha mostrado una recuperación más lenta. Lo anterior impacta negativamente no sólo sobre la economía de Estados Unidos pero la de México también.

Esta semana destaca la publicación del Beige Book de la Reserva Federal. Este reporte es muy relevante, ya que recopila la percepción sobre el ritmo de actividad económica en doce sectores manufactureros de Estados Unidos. Es probable haber observado un repunte en la actividad respecto a meses anteriores, si bien muy por debajo del nivel observado hace un año.

Se estiman 1.30 millones de solicitudes iniciales del seguro de desempleo para la semana que concluyó el 11 de julio. El dato más importante de la semana probablemente será el de ventas al menudeo de junio, para el cual se espera un significativo aumento de 5.5% m/m después de crecer 17.7% m/m en abril. Excluyendo autos se anticipa un repunte más moderado en las ventas (5.0% m/m vs. 12.4% m/m en abril).

En Europa se conocerá el comunicado de política monetaria del Banco Central Europeo y estimamos la continuación de estímulos monetarios en la región. En México sólo se conocerán el reporte de ventas de la ANTAD de junio. Se anticipa otra fuerte caída después de la contracción de (-)19% anual reportada en mayo.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX