Reporte Semanal: Economía

La fuerte afectación del COVID-19 sobre la actividad económica comienza a registrarse en los primeros indicadores oportunos. Todos los participantes del mercado consideran ya que el golpe será muy fuerte. Ahora las diferencias surgen en cuanto a la velocidad de la recuperación una vez que esto termine.

En Estados Unidos, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo pasaron de 282 mil a 3 millones 283 mil unidades en sólo una semana. La confianza del consumidor de marzo registró su peor caída desde la crisis financiera de 2008. Por otra parte, el Congreso finalmente aprobó el paquete de rescate por US$2 billones de dólares que pretende mitigar el impacto del coronavirus.

En México se dieron a conocer datos económicos que todavía no incorporan el efecto de la pandemia y éstos no fueron buenos. Destacó el incremento en el desempleo, la continua caída en la construcción, las menores exportaciones petroleras y una caída en todos los rubros de importaciones. Adicionalmente, Standard & Poor’s redujo la calificación de deuda soberana de México y la colocó en perspectiva negativa.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

El desempleo aumentó en varias regiones del mundo ante la parálisis que se observa en prácticamente todos los sectores de la economía. Los flujos de comercio (incluyendo los de México) se ven afectados ya por las acciones que buscan frenar los contagios. Los bancos centrales continúan ampliando los mecanismos de inyección de liquidez y los gobiernos amplían el gasto para hacer frente a la crisis sanitaria. El viernes pasado, la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional declaró que la economía mundial ya se encuentra en recesión. Los pronósticos de crecimiento para las principales economías del mundo continúan a la baja pues no es sencillo cuantificar la magnitud de esta crisis.

En Estados Unidos:

El Congreso norteamericano finalmente aprobó un histórico rescate económico por US$2 billones de dólares para hacer frente al coronavirus. Más US$800 mil millones se destinarán a empresas grandes y pequeñas (con alrededor de US$60 mil millones para aerolíneas). Aproximadamente US$300 mil millones se transferirán directamente a la población y US$150 mil millones a los estados de la federación, entre otros rubros. El apartado de salud contará con alrededor de US$200 mil millones.

Por su parte, la Reserva Federal anunció que comprará bonos del Tesoro de Estados Unidos e instrumentos respaldados por hipotecas en los montos que se requieran para proveer suficiente liquidez al mercado. Con información al cierre del viernes, el balance de la FED se ubicó 26% por encima del nivel reportado hace un mes.

En datos económicos, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo registraron un aumento de más de tres millones respecto a la semana anterior. Los índices PMI de actividad registraron una contracción en marzo (principalmente el de servicios). Las solicitudes de hipotecas cayeron alrededor de (-)30% en la semana del 20 marzo. Finalmente, el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan registró la caída más fuerte en casi 12 años al pasar de 95.9 en febrero a 81.9 puntos de en marzo.

En México:

Standard & Poor’s redujo la calificación de deuda soberana de México de BBB+ a BBB por los riesgos al crecimiento a raíz del coronavirus. S&P destacó el “potencial debilitamiento de las finanzas públicas” como un riesgo para la nueva calificación, misma que colocó en perspectiva negativa.

Con excepción de la inflación de la primera quincena de marzo (ver reporte en la parte de “publicaciones recientes”), los datos económicos en México fueron negativos. El IGAE registró una contracción de (-)0.8% anual en enero, destacando la caída en las actividades secundarias (construcción, manufacturas y servicios). La tasa de desempleo repuntó a 3.7% en febrero y ajustamos al alza nuestro estimado para todo el año (de 3.6% a 4.2% con la posibilidad de observar niveles cercanos a 5.0% en los meses más duros de la crisis sanitaria). Por otra parte, la balanza comercial registró un superávit de US$2,911 millones de dólares ante una caída en todos los rubros de importaciones. Las exportaciones petroleras registraron un fuerte deterioro (-32% a tasa anual).

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, los mercados aguardan el mecanismo a través del cual se distribuirán los apoyos establecidos en el paquete de rescate económico, pues nunca se había registrado algo de esta magnitud. En datos económicos, se conocerán más índices de actividad manufacturera de marzo para los cuales se anticipan fuertes caídas, datos definitivos de comercio exterior de febrero, cifras de pedidos a fábrica de febrero (-0.8% m/m estimado) y principalmente, la tasa de desempleo y la nómina no agrícola de marzo. Los pronósticos son muy variados, y en promedio se estima una caída de 81 mil plazas en el mes. Por nuestra parte, consideramos que la caída podría ser mucho mayor.

En México se conocerán datos para marzo, destacando los índices IMEF manufacturero y no manufacturero, así como el índice de confianza del consumidor. Esperamos que los indicadores de la economía nacional ya empiecen a mostrar fuertes afectaciones por el coronavirus. En nuestra publicación mensual de la siguiente semana daremos a conocer los nuevos pronósticos del PIB y otras variables macroeconómicas relevantes.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX